| 5/18/2007 12:00:00 AM

Congelamiento de deuda no implica suspender subastas o no pagar deudas

Zuluaga Escobar agregó que todos los mayores recaudos de recursos que ha tenido el Gobierno, por encima de los presupuestos, los ha utilizado para asumir menos deuda.

Bogotá_ El ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, explicó que la decisión del Gobierno de congelar el nivel de endeudamiento externo en los mismos niveles de diciembre de 2006, no implica que se vayan a suspender las subastas con Títulos de Tesorería (TES) o el pago de las deudas.

 

Al término de la Junta Directiva del Banco de la República el funcionario señaló que cada año el Gobierno define un Plan Financiero y en ese Plan con base en el presupuesto y en las necesidades, se determina cuál es el monto de deuda que el país requiere para ese año.

 

“El año pasado la deuda valorizada a diciembre 31, tanto interna como externa pública, representó 147 billones de pesos, lo que dijo el Presidente es que este año, a 31 de diciembre, terminaríamos con ese mismo saldo, pero eso lógicamente implica que las subastas siguen, hay un plan financiero donde hay que seguir captando TES, se pagan TES, hay que pagar obligaciones en moneda extranjera, el flujo normal, pero el límite es el Plan Financiero que determina que podemos terminar a diciembre 31 con el mismo monto de la deuda valorada en pesos, al que teníamos en diciembre 31 de 2006”, señaló.

 

Zuluaga Escobar agregó que todos los mayores recaudos de recursos que ha tenido el Gobierno, por encima de los presupuestos, los ha utilizado para asumir menos deuda.

 

Recordó la operación del pasado 13 de marzo cuando había vencimientos de TES por 8,5 billones de pesos y se asumieron TES por una cifra muy inferior a esa.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?