| 5/27/2008 12:00:00 AM

Confianza empresarial francesa cae a mínimo en dos años y medio

París.- La confianza de las empresas de Francia bajó al menor nivel en dos años y medio en mayo, ya que la desaceleración del crecimiento económico deprimió los libros de pedidos y llevó a que las firmas rebajen sus perspectivas de producción, según datos del martes.

El termómetro de la confianza empresarial del INSEE, la oficina nacional de estadística, bajó a 102, mínimo desde diciembre del 2005, desde el número sin revisar de 106 en abril. Esto fue considerablemente más débil que el consenso de las proyecciones de los economistas, de 105, y representó un nuevo indicio de que la actividad económica francesa se ha moderado en el segundo trimestre. La economía francesa había tenido una expansión más fuerte de lo previsto en el primer trimestre, de un ritmo trimestral de 0,6 por ciento.

"El marcado deterioro se explica principalmente por un empeoramiento significativo de las condiciones de la demanda, junto con una evaluación menos optimista de la reciente actividad de producción," dijo Tullia Bucco, economista de Unicredit MIB en Milán.

"Apunta a una desaceleración significativa del crecimiento del PIB (producto interno bruto) en el segundo trimestre, después del desempeño saludable registrado en el primero," añadió.

El Gobierno de centroderecha del presidente Nicolas Sarkozy durante los últimos meses ha enfatizado la relativa resistencia de la economía francesa de cara a la moderación del crecimiento global, pero el público parece escéptico. Los índices de aprobación de las políticas económicas del Gobierno bajaron a su menor nivel en dos años en mayo. Dos tercios de los encuestados describieron las políticas como malas, de acuerdo con un sondeo difundido el lunes por la encuestadora BVA.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?