| 3/29/2011 10:40:00 AM

Confianza de consumidores de EE.UU. baja en marzo

La confianza de los consumidores estadounidenses en la evolución de la economía de su país registró un pronunciado descenso en marzo después de que en febrero tocara su punto más alto en tres años, informó hoy la organización The Conference Board.

Nueva York - Según datos preliminares, el índice de confianza que elabora esa entidad privada de análisis a partir de encuestas descendió en marzo hasta los 63,4 puntos, lejos de los 72 de febrero y por debajo de los cálculos de los analistas, que habían pronosticado que ese índice rondara este mes los 65 unidades.

"La expectativa de los consumidores a que aumente la inflación subió significativamente en marzo, al tiempo que las esperanzas de que aumenten sus ingresos empeoraron, una combinación que muy probablemente afectará a sus decisiones de gasto", dijo la directora del Centro de Investigación sobre Consumidores de The Conference Board, Lynn Franco.

De esta manera, el subíndice que mide la confianza que manifiestan los consumidores respecto a cómo será el panorama económico y laboral dentro de seis meses, descendió decididamente en marzo, cuando se colocó en 81,1 puntos, comparado con los 97,5 del mes anterior.

La analista apuntó, sin embargo, que este mes la confianza de los consumidores en su situación actual mejoró, lo que indica "que si bien el futuro cercano parece algo incierto, la economía continúa creciendo".

Por ello, el subíndice que mide la confianza de los consumidores estadounidenses en la situación actual de la economía y en el mercado laboral se elevó desde los 33,8 puntos de febrero hasta los 36,9 enteros este mes.

Estos indicadores toman como nivel de referencia (100 puntos) el registrado en 1985 y se elaboran a partir de encuestas realizadas periódicamente entre 5.000 viviendas estadounidenses.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?