| 11/14/2008 12:00:00 AM

Confianza consumidor EEUU sube por baja de gasolina

NUEVA YORK  - La confianza del consumidor estadounidense aumentó imprevistamente en noviembre, repuntando desde la caída récord del mes anterior, pues el desplome de los precios de la gasolina produjo un descenso "impactante" en las expectativas de inflación, mostró el viernes un sondeo.

La reducción de las preocupaciones inflacionarias ofreció un poco común alivio para los consumidores, acosados por los temores de desempleo y recesión.

Aún así la confianza sigue en niveles históricamente deprimidos y difícilmente se produzca un repunte sostenido en la percepción de los consumidores, en momentos en que la desocupación se ubica en sus máximos en 14 años, los precios de las casas siguen bajando y se desploman los mercados.

"El panorama para la confianza es muy flojo. El desempleo está en alza, el crecimiento salarial es muy débil", dijo Carl Lantz, estratega de tasas de interés de Credit Suisse en Nueva York.

"Lo único positivo es la gasolina. Los consumidores están usando el dinero que ahorran en las estaciones de servicio para tratar de reconstituir sus ahorros en la medida que puedan, especialmente dada la riqueza que han perdido en el valor de sus casas y en la bolsa", agregó.

El Sondeo del Consumidor de Reuters/Universidad de Michigan dijo que su índice de la confianza aumentó a 57,9 desde 57,6 en octubre. Los analistas en una encuesta de Reuters anticipaban una medición de 56,0.

El índice sigue debajo de los menores niveles vistos durante las últimas dos recesiones.

Las acciones estadounidenses brevemente recortaron las bajas tras el dato, mientras que el dólar también redujo sus caídas contra el yen. Los títulos públicos, que se benefician más de las señales de debilidad económica, recortaban sus avances.

"Los precios más bajos de la gasolina y los descuentos en los minoristas ayudaron a mejorar ligeramente la evaluación de los consumidores sobre las condiciones económicas actuales mientras que el desempleo más alto y la profundización de la recesión empañaron sus expectativas de futuros avances", dijo el sondeo del consumidor en el reporte.

Pero las buenas noticias parecían limitadas pues las expectativas de los consumidores para el futuro bajaron a 55,7 desde 57,0, ubicándose en su mínimo desde julio, cuando la subida del petróleo al récord ajustó las finanzas de las familias.

Desde entonces, las turbulencias financieras, la recesión y la subida del desempleo han reemplazado a los altos costos del combustible como los principales temores de los consumidores.

En el informe de Michigan, las expectativas para la inflación a un año se desplomaron en noviembre a 2,9 por ciento desde 3,9 por ciento en octubre. Así se ubicaron en el mínimo desde diciembre del 2006, cuando también eran de 2,9 por ciento.

La baja en la expectativa inflacionaria a un año fue la mayor reducción en un mes desde noviembre del 2005.

"El declive de la tasa de inflación (prevista) fue impactante, pues el 37 por ciento de todos los consumidores anticipaban una tasa de inflación de cero por ciento o deflación durante el próximo año a inicios de noviembre, un alza desde sólo 5 por ciento hace seis meses", dijo el reporte.

"Desafortunadamente la menor inflación era vista como una consecuencia del debilitamiento económico", agregó.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?