| 2/15/2008 12:00:00 AM

Confianza consumidor EEUU cae, producción fabril débil

Washington.- La confianza del consumidor estadounidense cayó en los primeros días de febrero a niveles asociados con recesiones previas, mientras que la actividad fabril en el estado de Nueva York sufrió una baja mensual récord, mostraron el viernes distintos indicadores.

Los datos, que aumentaron los temores de una recesión, sugieren además que hay potenciales presiones de precios, lo que eleva la posibilidad de un escenario de un crecimiento económico más lento y un alza simultánea de la inflación, proceso conocido como "estanflación."

"Esto es simplemente horrible. La volatilidad en los mercados, el alza en los costos de energía y alimentos, y por supuesto la catástrofe del mercado inmobiliario están haciendo que los consumidores sean realmente miserables," dijo Ian Shepherdson, jefe de economistas de High Frequency Economics en Valhalla, Nueva York.

La Universidad de Michigan dijo el viernes que su índice preliminar cayó a 69,6 en febrero desde una lectura final de 78,4 en enero. Los analistas consultados por Reuters esperaban una marca de 76,3. La lectura del segundo mes del año fue la más baja desde febrero de 1992.

"El índice sólo había estado en estos mínimos durante las recesiones de mediados de la década de 1970, de comienzos de los años 1980 y de inicios de la década de 1990," dijo el director del sondeo, Richard Curtin, en un comunicado.

Además, un sondeo realizado por la Reserva Federal arrojó que la producción industrial aumentó un 0,1 por ciento en enero, pero la actividad fabril no registró variaciones.

Sin embargo, los mercados financieros pusieron atención en una medida sobre la actividad manufacturera en el estado de Nueva York, la que registró en febrero una caída mensual récord y se situó en el nivel más bajo desde abril del 2003.

"Es una nueva lectura de tipo de recesión, Las nuevas órdenes se descompusieron. Hay nuevas presiones a la baja sobre la producción a futuro," señaló Keith Hembre, jefe de economistas de FAF Advisors en Minneapolis.

Las acciones abrieron a la baja mientras que el dólar caía y los precios de los bonos se veían beneficiados a medida que los operadores consideraban que los datos económicos sugerían que la Fed necesitaría recortar nuevamente las tasas de interés para intentar poner un piso bajo la economía.

El promedio industrial Dow Jones cedía más de 36 puntos, o cerca de un 0,3 por ciento, durante las operaciones de media mañana.

Sin embargo, las evidencias de un aumento en las presiones de precios podrían reducir las opciones del banco central para recortar las tasas.

El reporte sobre la actividad fabril en el estado de Nueva York, entregado por el banco de la Reserva Federal en Nueva York, también arrojó que el componente de precios pagados subió a su mayor nivel en dos años.

Por otra parte, y sumándose a las señales que advierten un aumento en la inflación, un informe del Departamento del Trabajo arrojó que los precios de las importaciones en Estados Unidos subieron en un 1,7 por ciento en enero estimulados por los crecientes costos del petróleo.

Mientras, el valor de las exportaciones aumentó un 1,2 por ciento, la mayor alza desde enero de 1989.

"El alza en los precios de las importaciones es un recordatorio de que, a medida que la economía entra en recesión, la inflación sigue siendo una preocupación que no sólo proviene de fuentes internas," señaló Josh Stiles, estratega de bonos en IDEAGlobal en Nueva York.

"El riesgo principal es que esta desaceleración no hará que el riesgo de inflación desaparezca del todo," agregó.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?