| 7/10/2007 12:00:00 AM

Confecoop y Ascoop concluyen reunión

ambas entidades analizaron los avences y prospectivas del sector cooperativo.

Bogotá_ Hoy, Confecoop y Ascoop se unieron para celebrar, junto con un grupo representativo de cooperativas y entidades del sector, el Día Internacional del Cooperativismo, celebrado mundialmente el pasado 7 de julio.

Luis Ernesto Salinas, Coordinador en Colombia del Pacto Mundial y Coordinador de Implementación para América Latina.

 
La conmemoración se centró en el mensaje de la "Alianza Cooperativa Internacional", que este año tiene como tema central “Los principios y valores cooperativos para la Responsabilidad Social Empresarial”, para lo cual se contó con la intervención de  Luis Ernesto Salinas, Coordinador en Colombia del Pacto Mundial y Coordinador de Implementación para América Latina, experto en el tema, y quien dejó un claro mensaje sobre el papel que deben cumplir las empresas, garantizando un crecimiento económico y social sostenible dentro de la sociedad.

Resaltó, además, el trabajo que desde las Naciones Unidas se está realizando para hacer frente a retos como la pobreza, el medio ambiente, la población, el conflicto y la gobernabilidad, y la coincidencia total que existe con el cooperativismo.

La Responsabilidad Social Empresarial, es un concepto asociado a valores y se ha convertido en un requisito para el acceso a los mercados de las empresas en una toma de conciencia generalizada. “Ya no se es competitivo sólo con el producto, sino en cómo se hace ese producto”, afirmó el doctor Salinas, haciendo referencia a la barrera no técnica en la que se está constituyendo la responsabilidad social corporativa.

Carlos Palacino Antía, Presidente para la ACI Américas y Vicepresidente de la ACI Mundial, representante de Global Compact, al referirse al cooperativismo, señaló que éste no es una alternativa, sino que, por el contrario, es la estructura de una sociedad que promueve el desarrollo humano, y precisamente es sobre ese sentido solidario y cooperativo, que se tiene una expectativa para la solución de los problemas globales.

Por último, dejó una reflexión sobre la obligatoriedad o voluntariedad de la aplicación de esquemas de responsabilidad social en las empresas, llegando a la conclusión que es voluntario, pero que dada la importancia que está cobrando el tema en el mundo moderno, las prácticas de este tipo cada vez serán más comunes y se convertirán en un requisito para el intercambio y las relaciones empresariales. Esta expectativa es lo que para las Naciones Unidas genera confianza y esperanza, para el mejoramiento de las condiciones y la crisis actual.

En conclusión, señaló, que hoy el mundo está volviendo sus ojos hacia los esquemas solidarios y cooperativos, pasando de lo individual a lo colectivo, algo que las cooperativas han realizado desde su origen, en un esquema que antepone los principios y valores comunes sobre las utilidades y no las utilidades primero para luego dar desarrollo a los principios y valores colectivos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?