| 8/20/2010 9:35:00 AM

Condiciones climáticas podrían costar hasta 9% del PIB en 2030

Según un nuevo estudio publicado por el Mecanismo de Seguro de Riesgo para Catástrofes en el Caribe (Caribbean Catastrophe Risk Insurance Facility - CCRIF), el cambio climático podría incrementar en gran medida el riesgo de huracanes e inundaciones en la zona del Caribe. Los daños por vientos, marejadas ciclónicas e inundaciones alcanzan ya, según los resultados preliminares del estudio, importes equivalentes al 6% del PIB al año. Los cambios climáticos podrían provocar un nuevo incremento de los siniestros esperados de entre un 1% y un 3% del PIB hasta el año 2030.

El último estudio sobre la Economía de la Adaptación al Cambio Climático (Economics of Climate Adaptation - ECA) en el Caribe abarca ocho países, a saber, Anguila, Antigua y Barbuda, Barbados, Bermuda, Islas Caimán, República Dominicana, Jamaica y Santa Lucía. El estudio realizado a instancias del CCRIF tiene como objetivo evaluar los crecientes riesgos que el cambio climático supone para las economías caribeñas e identificar formas rentables de gestionarlos.

Swiss Re apoyó el proyecto junto con varios socios regionales, aportando sus conocimientos especiales en materia de modelización de catástrofes naturales y evaluación de riesgos, con el objetivo de cuantificar los riesgos climáticos y calcular el efecto que podrían tener localmente.

“El estudio del CCRIF sobre la economía de la adaptación ejemplifica cómo funciona la adaptación climática en la práctica”, comentó Andreas Spiegel, asesor climático sénior de Swiss Re. “Los países emergentes pueden reducir los riesgos climáticos combinando medidas de prevención y de transferencia de riesgos. El CCRIF muestra de qué modo los riesgos climáticos se pueden transferir desde los presupuestos públicos hasta el mercado comercial de seguros, prefinanciando así los esfuerzos de recuperación después de una catástrofe.”

El estudio muestra también que existen numerosas medidas de adaptación asequibles a disposición de los tomadores de decisiones, adecuadas para hacer frente a los efectos del cambio climático. Las Islas Caimán, por ejemplo, podrían evitar de forma rentable hasta el 90% de los siniestros esperados si introdujeran medidas de reducción de riesgos, tales como la construcción de barreras marinas o la introducción de normas de construcción más estrictas.

El seguro, o la transferencia de riesgos, desempeña un papel clave ayudando a las comunidades a encarar las consecuencias financieras de eventos de baja frecuencia y alta gravedad. En República Dominicana el estudio indica que solo el 2% de los daños calculados se pueden prevenir de forma rentable mediante medidas de aminoración del riesgo. Para hacer frente al riesgo restante resulta más económico comprar cobertura de seguro que construir más defensas físicas.

“En nuestra calidad de reasegurador global, ya estamos expuestos a los efectos del cambio climático. Los patrones climáticos proyectados probablemente aumentarán los riesgos”, dijo David Bresch, director de Sostenibilidad de Swiss Re. “Es por eso por lo que la adaptación climática es una parte central de nuestro negocio.”

Swiss Re apoya activamente al CCRIF como asegurador líder y ha desarrollado soluciones de seguros innovadoras para los países del Golfo de México y la zona del Caribe. Además de ofrecer coberturas paramétricas para huracanes y terremotos en los países del Caribe, Swiss Re ha participado en transacciones de índole climática con el gobierno mexicano y el estado de Alabama en los E.U.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?