| 2/4/2011 11:40:00 AM

Condena internacional a ataques a periodistas en Egipto

La alta comisionada de derechos humanos de Naciones Unidas y numerosos países europeos condenaron el viernes los ataques contra periodistas que cubren las manifestaciones en Egipto, mientras la cadena Al Yazira anunciaba que su oficina fue asaltada e incendiada y su sitio web, hackeado.

París - Las detenciones de periodistas son "claramente un intento evidente de suprimir las noticias", dijo en Ginebra la alta comisionada Navi Pillay.

Al Yazira, un canal panárabe de gran popularidad en Medio Oriente, dijo que el ataque del viernes fue un intento del régimen de Hosni Mubarak o sus simpatizantes de impedir su cobertura de la revuelta popular. Agregó que la oficina y los equipos que contenía se quemaron.

La semana pasada, autoridades egipcias cerraron la oficina de Al Yazira en El Cairo y revocaron las credenciales de sus periodistas, además de detener a varios de ellos.

En el sitio en árabe de la cadena, alguien reemplazó una imagen con un lema que decía: "Juntos por el derrumbe de Egipto" y tenía un vínculo que llevaba a una página con críticas contra el canal.

"Nuestro sitio web ha estado bajo un ataque constante desde el inicio de la revuelta en Egipto", dijo Al Yazira en un comunicado.

El Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, dijo el jueves que en 24 horas había registrado 24 detenciones de reporteros, 21 ataques contra ellos y cinco robos de equipo.

Alemania llamó "inaceptable" la violencia contra los comunicadores, mientras que Suecia urgió a las autoridades egipcias a "respetar a los periodistas". También los gobiernos de Dinamarca y Francia condenaron los ataques e incluso Rusia, uno de los países más peligrosos para la prensa, expresó su preocupación.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?