| 7/4/2013 11:10:00 AM

Condena a bancos croatas por dar créditos arriesgados

El Tribunal Comercial de Zagreb falló a favor de 100.000 ciudadanos croatas que tomaron créditos en francos suizos, lo que disparó luego las cuotas de devolución, al considerar que los bancos violaron los derechos del consumidor al no informar adecuadamente de los riesgos de ese tipo de productos.

Esta sentencia afecta a ocho bancos croatas, a los que se condena a pagar 61.000 euros de los gastos del juicio y a los que se prohíbe repetir este proceder "arriesgado".

En los últimos tres años, el cambio del franco suizo con la kuna, la moneda croata, se ha disparado un 50 %, lo que ha provocado que aumentara el valor de las cuotas de las hipotecas.

Los bancos deberán ahora calcular de nuevo el grueso de los créditos en kunas, conforme al tipo de cambio que existía el día en que se firmó el crédito, y con una tasa de interés fija.

Los clientes de los bancos podrán solicitar ahora en procesos individuales la devolución del dinero pagado de más.

La sentencia, que es recurrible, argumenta que los bancos violaron los derechos de los consumidores y la Ley de protección del consumidor por no haberles informado completamente de los detalles importantes relativos a los créditos que tomaban.

Durante el proceso, varios clientes declararon que los bancos les habían sugerido que este tipo de créditos tenían ventajas.

La asociación "Franak" ("Franco"), que representó a los clientes en el juicio, estima que en Croacia hay más de 100.000 tenedores de créditos en francos suizos, cuyas cuotas mensuales aumentaron en los últimos años entre el 35% y el 100%.

Los bancos condenados en esta sentencia son Zagrebacka (UniCredit Group), Privredna (Intesa Sanpaolo), Erste&Steiermärkische Bank, Raiffeisenbank, Hypo Alpe-Adria-Bank, OTP bank, Splitska banka (Societe General Group) y Sberbank.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?