| 7/31/2007 12:00:00 AM

Concluye huelga de 37 días en Codelco

Aceptaron la oferta los trabajadores subcontratistas de El Teniente, Andina, Chuquicamata y Ventanas. Falta la votación en Salvador, que reúne a otros 1.000 subcontratistas.

Santiago_ Miles de trabajadores subcontratistas aprobaron el martes la oferta económica de la cuprífera Codelco, poniendo fin a una huelga de 37 días que causó pérdidas que bordean los 100 millones de dólares, anunció el dirigente sindical de los huelguistas.

El sindicalista Cristián Cuevas, un militante comunista que preside la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), que agrupa a unos 10.000 trabajadores subcontratistas, anunció ante periodistas que la oferta fue aprobada por mayoría en cuatro de los cinco yacimientos de Codelco.

Aceptaron la oferta los trabajadores subcontratistas de El Teniente, Andina, Chuquicamata y Ventanas. Falta la votación en Salvador, que reúne a otros 1.000 subcontratistas.

Cuevas calificó el acuerdo con Codelco como "una gran victoria", y anticipó que ahora repetirán la experiencia con las mineras privadas y con otros sectores productivos, lo que preocupa al empresariado.

Codelco, la mayor productora mundial de cobre --con 1,8 millones de toneladas métricas anuales-- deberá desembolsar unos 25 millones de dólares para pagar el bono de productividad de 450.000 pesos, unos 865 dólares a cada uno de los 28.000 subcontratistas de la compañía.

La semana pasada la empresa alcanzó un acuerdo con unos 18.000 subcontratistas que no participaron en la huelga, que incluye mejoras salariales, beca escolar, seguro de salud y de vida y un bono de productividad de 450.000 pesos, 865 dólares, y en la víspera llegó a un "pre-acuerdo" con los restantes 10.000.

Los subcontratistas de la CTC, en cambio, presionaron con una huelga y lograron un poco más que los que no adhirieron al paro. Codelco pagará el bono de 450.000 pesos y ocho de los 37 días no trabajados "por fuerza mayor", los restantes serán descontados, aunque recibirán un préstamo de 50.000 pesos, 96 dólares.

Codelco, que trabaja con 14.000 empleados de planta y 28.000 subcontratados, impuso su decisión de no reintegrar a los trabajadores que participaron en los desmanes, aunque la justicia decidirá quiénes son culpables de vandalismo.

La compañía no ha entregado cifras sobre cuánto dejó de producir, pero el vicepresidente de Servicios Compartidos, Daniel Barría, dijo la semana pasada que las pérdidas ascendían a unos 60 millones de dólares, a los que se agregan otros 36 millones de dólares por los cuatro días que el yacimiento de El Teniente dejó de producir. Anualmente produce 418.000 toneladas.

"Dimos una gran batalla en Codelco, instalamos esta negociación, pero nosotros vamos ahora tras la empresa privada del cobre", advirtió Cuevas.

Agregó que "ahora viene una fase principal que tiene que ver con los otros sectores productivos y de servicios de nuestro país".

El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio, Alfredo Ovalle, espera que la negociación directa entre los subcontratistas y Codelco no siente un precedente.

"Espero que no sea un contagio... y que las relaciones se establezcan en el contrato original, donde hay una relación directa de la empresa principal con el contratista y él con sus propios trabajadores, no puede ser que nos saltemos un eslabón...", declaró Ovalle.

Fernando Léniz, presidente de la Corporación de la Madera, opinó que "aquí lo que hay es una presión para cambiar el sistema de negociación por empresa a una por sectores o por grupo, y eso me parece muy grave".

Cuevas, paradójicamente, no recibirá los 865 dólares del bono de productividad ni salario porque hace unos cuatro años fue despedido de un empresa contratista de Codelco y nunca fue recontratado. Sin embargo, se mantiene al frente del sindicato.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?