| 3/5/2007 12:00:00 AM

Conair cierra planta en Costa Rica

La directora de la agencia de atracción de inversiones Cinde, Edna Camacho, aseguró a la AP que el cierre no significa que Conair vaya a dejar Costa Rica.

San José.- La empresa estadounidense Conair, dedicada a la fabricación de productos para el cuidado personal, cerró una de sus dos plantas en Costa Rica con el fin de optimizar sus recursos ante la fuerte competencia de bienes originados en China.

El proceso de despido de unos 500 empleados de la planta en Turrialba, ubicada a unos 80 kilómetros al este de la capital, se inició el año pasado y se realizó de forma paulatina ante una baja en los volúmenes de producción de un 50%. Algunos procesos se trasladarán a la nación asiática, donde el costo de la mano de obra es entre 30% y 40% más bajo en comparación con Costa Rica.

"La estrategia busca concentrar las operaciones de manufactura en la planta de Cartago y hacer los esfuerzos para sostener el negocio", explicó el gerente local Francisco López.

La firma tiene 16 años en el país. En mejores tiempos llegó a tener 2.300 empleados, ahora mantiene 600 en la planta en Cartago donde el principal bien que producen son secadoras de cabello, con ventas el año pasado por 11 millones de dólares, mientras un año antes habían sumado 16,3 millones de dólares, de acuerdo a datos de la Promotora de Comercio Exterior.

"Nos hemos reunido con ellos en varias ocasiones y sabemos que no se van a ir. Trasladaron parte de su personal a la planta en Cartago y lo que están tratando es de hacer más eficiente la operación, es una decisión de negocios", dijo Camacho.

La funcionaria destacó que la firma "es de las pocas que hay en Costa Rica en el campo de productos de consumo, donde hay mucha competencia desde China y aún así Conair se ha podido mantener".

Sobre las instalaciones que dejó la empresa en Turrialba, Camacho agregó que Cinde está colaborando para "conseguir una compañía que llene ese espacio, pues se trata de un activo improductivo que les encarece la operación local... aún no se ha ocupado pero estamos lo mostrando a algunas otras empresas".

La corredora de bienes raíces estadounidense Binswanger, es la encargada de encontrar un comprador para las instalaciones, compuestas por tres edificios ubicados en un terreno de 18 hectáreas y que sirven en este momento como bodegas para producto terminado.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?