| 9/9/2008 12:00:00 AM

Con 21 mil millones de pesos se subsidiará el acceso a la educación superior a estudiantes de grados 10o y 11o

El ‘Fondo de Fomento a la Educación Media’ constituido por el Ministerio de Educación Nacional en alianza con el ICETEX, permitirá a los jóvenes de colegios oficiales, estudiar simultáneamente los grados 10º y 11º y un programa técnico profesional. La convocatoria para acceder a estos recursos, ya se encuentra abierta.

Los estudiantes de las instituciones educativas oficiales, gracias a este Fondo, tienen la oportunidad de titularse como bachilleres y avanzar, simultáneamente, en la formación de técnicos profesionales. El Ministerio de Educación Nacional ha dispuesto $21 mil millones para subsidiar dichos estudios.

Con este Fondo se facilita el acceso y la permanencia en la educación superior a los estudiantes de bajos recursos económicos, en áreas estratégicas para las regiones y el país.

El subsidio, otorgado a través del Fondo, cubrirá total o parcialmente el valor de la matrícula del programa técnico profesional.

Para ser beneficiario de los subsidios es necesario:

Pertenecer a los niveles 1 ó 2 del SISBEN.
Cursar la educación media en una institución que haga parte de una Alianza" del Programa de Fortalecimiento de la Educación Técnica y Tecnológica.
Estudiar en una institución oficial articulada con una institución de educación superior reconocida por el Ministerio de Educación Nacional.
Demostrar buen desempeño académico.
Los estudiantes, cuya institución siendo oficial no pertenezca a una "Alianza", también tendrán subsidios disponibles, pues el Fondo contempla que para ellos se destine el 20% del total de los recursos.

La convocatoria estará abierta desde el 4 de septiembre. Las instituciones de educación media liderarán la participación de los jóvenes interesados en acceder a estos subsidios.






¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?