| 3/5/2007 12:00:00 AM

Comunistas venezolanos se resisten a integrar partido único

En un congreso celebrado el domingo para decidir su destino político, muchos comunistas expresaron su apoyo total a Chávez, aunque no están listos para renunciar a sus 76 años de historia como partido independiente.

Rio Chico, Venezuela.- Comparte los ideales marxistas enarbolados por el presidente Hugo Chávez; sin embargo, el Partido Comunista de Venezuela está resistiendo el llamado a unirse a decenas de organizaciones aliadas bajo la bandera de un único partido.

"El partido comunista sigue existiendo", dijo el presidente de la organización, Jerónimo Carrera, al finalizar la reunión con cerca de 1.000 militantes.

Chávez ya disolvió su propio partido, el Movimiento Quinta República (MVR), con miras a allanar el camino para la creación de el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que reemplazará a la interminable lista de partidos chavistas. Aunque muchos se plegaron rápidamente, el PCV y Podemos _una de las principales organizaciones chavistas_ han seguido un proceso más lento. Los comunistas _entre los cuales hay líderes sindicales, activistas estudiantiles y cooperativistas_ decidieron no desbandarse por ahora y unirse al debate sobre la dirección ideológica del nuevo partido de Chávez.

"Aceptamos la invitación que nos ha hecho el presidente Chávez para participar en el esfuerzo común de crear un nuevo partido", explicó Carrera. "Decidimos por ahora esperar un poco para pronunciarnos en manera definitiva y categórica sobre nuestra inclusión o no en dicho partido", agrego Carrera, de 84 años, quien fue encarcelado tres veces por oponerse a la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, derrocado en 1958.

Desde su creación en 1931, el PCV ha soportado la persecución de dictadores como Juan Vicente Gómez y Pérez Jiménez. Por ello, para muchos en sus filas es extraño que el fin de su organización venga de manos del régimen socialista de Chávez.

"Eso sí sería una verdadera ironía, pero las circunstancias cambian," dijo Carrera en una entrevista en la sede del partido en Caracas, donde retratos de los íconos revolucionarios Vladimir Lenin y Ho Chi Minh decoran las paredes. Aunque es un partido relativamente pequeño, la popularidad del PCV ha resurgido desde que Chávez llegó a la presidencia en 1998.

Cientos de dirigentes han sido elegidos en Consejos Municipales, cerca de una decena de legisladores lo representan en la Asamblea Nacional _integrada en su totalidad por simpatizantes del presidente_ y cada más sangre joven se integra a su ala juvenil. Tal es el caso de David Velásquez, de 28 años, quien en enero se convirtió en el primer comunista en el gabinete de Chávez luego de ser nombrado ministro de Participación Popular.

Al anunciar el cambio de política en diciembre, Chávez aseguró que "necesitamos un partido, no una sopa de letras con lo cual estaríamos cayéndonos a mentiras y engañando al pueblo". La medida fue considerada por analistas en el país como una manera de consolidar el control estatal sobre los partidos politices.

El sábado, dirigentes de la oposición se unieron al partido del ex candidato presidencial Manuel Rosales, en un intento por consolidar fuerzas para enfrentar a Chávez. En cuanto a Podemos, sus dirigentes consideran no estar listos aún para unirse al nuevo partido único. "No participamos ni participaremos jamás de pensamientos únicos porque Venezuela es una sociedad diversa", afirmó el viernes el presidente de Podemos, Ismael García.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?