| 7/9/2010 7:30:00 AM

ComunidadMujer de Chile firma convenio de colaboración con Colempresarias

En el marco de la Cumbre Internacional de la Mujer Empresaria, que se lleva a cabo estos días en la ciudad de Cali, Colombia, la presidenta de ComunidadMujer (Chile), Esperanza Cueto, firmó esta mañana un convenio de colaboración mutua con la Asociación Nacional de Mujeres Empresarias y Emprendedoras de Colombia, ColEmpresarias.

En la firma del documento, además de la abogada chilena, participaron Magdalena Salazar, presidenta de ColEmpresarias, y María Lucia Castrillón, directora de la Corporación de Desarrollo de la Microempresa del mismo país.


La alianza busca dar impulso al desarrollo de estrategias y programas de formación para apoyar a mujeres emprendedoras y empresarias de ambas naciones; fortalecer el traspaso de experiencias y compartir las mejores prácticas en beneficio de las mujeres que cuentan con una iniciativa productiva; fortalecer el desarrollo de habilidades en el ámbito de la gestión empresarial y las habilidades personales; fomentar la vinculación en redes y generar modelos integrados entre Colombia y Chile.


“Este es un convenio que representa la voluntad de trabajo conjunto para fortalecer la incorporación de la mujer en los distintos ámbitos de la empresa, el emprendimiento y la política”, indicó la presidenta de ComunidadMujer. “Chile y Colombia son países con varias similitudes en su tejido productivo, por lo tanto, todos los esfuerzos conjuntos fortalecerán las relaciones mutuas”, agregó Esperanza Cueto.


Ambas instancias esperan ver materializado en octubre un programa conjunto que ha sido denominado Procompetitiva, instancia que trabajará específicamente en el fortalecimiento de los liderazgos y emprendimientos y en el proceso de negocio femenino, incorporando materias como innovación y creatividad.


ComunidadMujer, institución que promueve la mayor participación femenina en el mundo laboral y en el ámbito público, ha estado trabajando en esa línea y se ha fijado como meta aportar al diagnóstico y a las acciones concretas en pos de la mujer. Es así cómo ha desarrollado instrumentos como Voz de Mujer del Bicentenario, la primera encuesta nacional sobre mujer y trabajo en Chile. Esta reveló, entre otros, que a nivel nacional urbano, el 20% de las ocupadas chilenas son “trabajadoras por cuenta propia”. Esta categoría ocupacional corresponde a las “microempresarias”. En tanto, 3% son “patrón o empleadora”, lo cual correspondería a empresarias.


Además, dio cuenta de que el emprendimiento femenino se sitúa en los dos extremos de la distribución de ingresos: las microempresarias se encuentran fundamentalmente en los hogares más vulnerables, mientras que las empresarias están básicamente en los hogares de los deciles más altos de la distribución de ingresos. De ahí la importancia de entregar a la primeras las herramientas que les permitan potenciar sus emprendimientos, tal como pretenden hacer ComunidadMujer y Colempresarias con la firma del reciente convenio.


ComunidadMujer es una corporación privada sin fines de lucro que desde 2002 impulsa iniciativas tendientes a facilitar la participación de la mujer en el mundo laboral y público, promoviendo la integración armónica entre vida y trabajo, la equidad y la corresponsabilidad familiar y social. La organización lidera hoy la discusión, análisis y estudio de los temas de género y propone políticas públicas acordes a las problemáticas relacionadas fundamentalmente con la mujer y el trabajo.


ColEmpresarias, es una organización gremial de carácter privado sin ánimo de lucro. Reúne a las mujeres empresarias de Colombia que desarrollan diferentes actividades en los sectores económicos y sociales en todas las regiones del país. Aúna esfuerzos entre los sectores público y privado mediante alianzas efectivas para impulsar Políticas de Empleo y Desarrollo Empresarial de las mujeres.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?