| 1/25/2010 7:00:00 AM

Comunidad internacional inicia conversaciones sobre Haití

La secretaria norteamericana de Estado Hillary Clinton, el primer ministro de Haití, Jean-Max Bellerive, y cancilleres de varios países se reúnen en Montreal el lunes para tratar de mejorar los esfuerzos de ayuda, en el primer encuentro de la comunidad internacional desde el devastador terremoto en Haití.

Montreal  — El canciller canadiense Lawrence Cannon dijo el domingo que la conferencia examinará la entrega de ayuda a Haití desde el sismo del 12 de enero y sentar las bases para un encuentro mayor que se centrará en la reconstrucción a largo plazo.

El premier haitiano Jean-Max Bellerive llegó a Canadá antes de la conferencia para reunirse el domingo con el primer ministro canadiense Stephen Harper.

"La tarea que usted enfrenta es inimaginable", le dijo Harper a Bellerive antes de que los dos iniciasen conversaciones privadas.

Bellerive expresó su gratitud a Canadá y dijo que vino al país a discutir el apoyo que será necesario.

"Pero estamos conscientes de que la responsabilidad principal por nuestro futuro está en las manos del gobierno y el pueblo haitianos", añadió.

Harper y los cancilleres de más de una decena de países ocho organismos internacionales y seis importantes organizaciones no gubernamentales estarán en la reunión del lunes.

"No se trata de una reunión de donantes", dijo Cannon en una entrevista telefónica con The Associated Press. "Es para asegurarnos que tenemos un plan. Nosotros deseamos coordinarnos mejor y asegurarnos que todos sabemos quién está haciendo qué y cómo".

Cannon dijo que uno de los objetivos es "ayudar a recuperarse al gobierno haitiano". El terremoto destruyó importantes edificios gubernamentales, incluyendo el Palacio Nacional, obstaculizando las labores de un estado ya débil e ineficiente.

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?