| 11/13/2008 12:00:00 AM

Comunidad Andina está dividida

La decisión de Colombia, Perú y Ecuador de negociar por separado un acuerdo comercial con la Unión Europea, evidenció diferencias de los andinos.

Colombia y Perú fueron los primeros en desistir de las negociaciones como parte de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y buscar un convenio por separado, lo que fue aceptado el martes por la Unión Europea.


A la propuesta se sumó el miércoles Ecuador luego de admitir la imposibilidad de seguir negociando en bloque aunque aclaró que no firmará un tratado de libre comercio en las mismas condiciones que colombianos y peruanos sino que buscará un comercio "justo" que respete las sensibilidades y particularidades del país.


Además impulsará temas de cooperación y diálogo político, señaló la canciller María Isabel Salvador en una rueda de prensa en que fijó la posición de Ecuador.


La negociación por separado provocó la molestia del gobierno de Bolivia, el otro socio andino, porque existía un compromiso previo de hacer esfuerzos por negociar en bloque, posición que también fue compartida inicialmente por los ecuatorianos.


La canciller Salvador reveló que la decisión de Bogotá y Lima de negociar por separado "cayó como un 'baldazo' de agua fría porque nosotros confiábamos en el acuerdo al que se llegó" en una cumbre presidencial, realizada en octubre en Guayaquil.


Entonces se resolvió realizar una reunión de "alto nivel" entre la CAN y la Unión Europea para avanzar en bloque, la cual nunca se efectuó y antes de que se pudiera concretar, Colombia y Perú ya habían propuesto sus negociación por separado a los europeos.


"Desgraciadamente la actitud y el procedimiento del gobierno de Colombia de insistir en una visión unilateral que no fue consultada con los andinos, seguido por el gobierno de Perú, obviamente desbarata (los esfuerzos) y demuestra que desgraciadamente, en el caso de las negociaciones con la Unión Europea es imposible mantener una negociación bloque a bloque", dijo Salvador.


En La Paz, el canciller boliviano David Choquehuanca declaró el miércoles: "No quiero pensar que la Unión Europea quiera la desintegración de la CAN".


Dijo que Bolivia no fue informado de que los europeos aceptaron negociar con cada país y en una rueda de prensa no aclaró si su país buscará una negociación por su parte.


Bolivia planteó una reunión de emergencia de la CAN para analizar la situación pero el resto de andinos no se ha pronunciado sobre esa propuesta.


El presidente Evo Morales había advertido el martes que dará una "dura batalla" por un "comercio justo" junto a movimientos sociales de la región que, según alegó, son contrarios a la privatización de los servicios básicos y al patentamiento de los recursos genéticos, dos asuntos que distanciaron a Perú y Colombia de Bolivia y Ecuador.


Los andinos mantienen posturas contradictorias respecto al libre comercio. Perú y Colombia se inclinan por negociaciones comerciales para liberalizar sus mercados, e incluso han firmado acuerdos de ese tipo con Estados Unidos, en tanto, Bolivia y Ecuador permanecen reticentes a hacerlo de la misma manera.


El canciller peruano José Antonio García Belaunde, desde Bruselas, donde está de visita, cuestionó la postura del presidente Morales quien expresara su molestia por la decisión de Colombia y Perú.


"Se equivoca (Morales) cuando él plantea que nadie tenga un acuerdo de libre comercio", dijo García Belaunde a la emisora limeña Radioprogramas.


"El no puede determinar lo que deben hacer otros países, yo creo que ahí hay un equívoco de parte del gobierno boliviano de pretender imponer su filosofía a todos los demás. Y lo que ha quedado claro es que en la Comunidad Andina eso no es posible hacer", aseguró.


El canciller peruano explicó que la idea de la negociación por separado es que "se pueda avanzar sin que haya uno (Bolivia) que trabe la negociación porque no hay una posición común".


Argumentó que "si Colombia y Perú son capaces de avanzar más rápido, pues avanzan más rápido. Queda abierta la posibilidad que más adelante otro (país) se sume. El formato es menos rígido que antes".


García Belaunde adujo que la posición de Bolivia "es más bien ideológica, que está en contra de cualquier acuerdo de libre comercio sea con quien sea".
El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Gabriel Dadboud, advirtió que "Bolivia corre el riesgo de deambular solitariamente por el mundo".


El presidente del Senado, Oscar Ortiz, de oposición, cuestionó la "política obstruccionista" del gobierno de Morales.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?