| 5/22/2007 12:00:00 AM

CompUSA reduce ámbito de comercialización en EEUU

CompUSA comenzó a tener problemas a finales de la década de 1990 cuando cayeron los precios de su producto más importante, los ordenadores personales. La cadena también debió enfrentar a competidores de peso como Best Buy Co. y Circuit City Stores Inc.

DALLAS _ CompUSA Inc., la tienda de aparatos electrónicos al menudeo que anunció recientemente el cierre de más de la mitad de sus establecimientos, intentará recuperarse con la disminución de sus operaciones para concentrarse en los clientes principales, como los aficionados a los dispositivos tecnológicos y los empresarios pequeños y medianos.

El director general Roman Ross dice que la compañía ya no tratará de "ser todo para todos".

La cadena comercial, que está radicada en Dallas y es controlada por el consorcio mexicano Grupo Carso SA, tiene previsto anunciar la nueva estrategia el martes.

Directivos de CompUSA afirmaron que la empresa proyecta aumentar el número de los productos en algunas áreas clave que tienen posibilidades de expansión para atender a los aficionados entusiastas de los artículos electrónicos, profesionales y empresarios. La compañía tiene un esquema piloto para dedicar parte de la tienda a los empresarios pequeños y medianos.

En febrero, CompUSA anunció que cerraría 126 establecimientos en los tres meses siguientes y se reestructuraría con una inversión en efectivo de 440 millones de dólares. La empresa planea operar 103 tiendas en 39 estados.

La compañía no presenta cifras de ingresos. Su compañía matriz es controlada por el magnate mexicano Carlos Slim Helú, quien la adquirió en el 2000, pero conservó las oficinas centrales de la cadena en Dallas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?