| 3/17/2011 8:20:00 AM

Compañías eléctricas alemanas estudian denuncias por la moratoria nuclear

Las compañías eléctricas alemanas afectadas por la moratoria de tres meses de la ley para la prolongación de la vida de las plantas nucleares y la clausura ordenada para las 7 centrales más antiguas, estudian pasos legales para exigir compensaciones económicas.

Berlín - Mientras tanto, la compañía eléctrica EnBW anunció hoy la desconexión esta madrugada de la red de las centrales atómicas de Neckarwetheim I y Phikippsburg I, situadas en el sureño estado de Baden-Württemberg, las primeras de las siete que son desactivadas.

El rotativo Süddeutsche Zeitung informa hoy de que la empresa eléctrica E.on estudia denunciar la orden dictada por el Ministerio federal de Medio Ambiente para la clausura temporal de las plantas atómicas, iniciativa que podría ser secundada por las restantes firmas afectadas.

"Nuestros juristas se ocupan del tema", cita el diario a una fuente no identificada en la dirección de E.on, que se suma así al anuncio hecho ya ayer por la empresa eléctrica RWE de que estudiará posibles pasos legales ante la imposición gubernamental que le obliga a paralizar su central nuclear Biblis A.

E.on había anunciado anteriormente su disposición a desconectar voluntariamente la planta nuclear de Isar I, pero decidió retractarse al conocer la orden gubernamental para la clausura temporal de las 7 centrales atómicas más antiguas de Alemania, señala el rotativo.

Éste destaca que la citada planta, situada en el sureño estado de Baviera, continúa funcionando y conectada a la red, aunque bajo mínimos, a la espera de que el consorcio eléctrico reciba por escrito la orden gubernamental para su desconexión.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?