| 11/11/2008 12:00:00 AM

Compañías automotrices le apuestan a combustibles alternativos

Bogotá.- Fuentes de energía como el hidrógeno, no solo están en la mira de las principales compañías automotrices del mundo, sino que son la base de los desarrollos que están implementando hoy en día en sus motores.

Así se observó en el I Foro de Combustibles Alternativos y de Medio Ambiente organizado por la Revista Auto & Estilo y Corferias y que se llevó a cabo durante dos días en el marco del Salón Internacional del Automóvil en Corferias.

De esta forma, como la apuesta principal de Mazda durante los próximos años no estará en los biocombustibles, sino en el hidrógeno como fuente de energía, aunque, explicó Miguel Gómez, representante de la CCA - Mazda, harán todos los desarrollos que se requieran en el tema de biocombustibles, siempre y cuando estén aterrizadas las normas oficiales sobre el tema con cronograma de tiempo.

"Mazda concibe cada desarrollo de manera particular en cada región del mundo y por eso exige un cronograma de tiempo, pero la empresa tiene claro que no va a evadir ese compromiso y así lo ha demostrado siempre. De hecho los vehículos Mazda son los primeros que logran adaptarse a las diferentes normas"·

Con relación a la tecnología en la que están centradas las investigaciones de Mazda en el mundo, afirmó que no abandonarán los motores de combustión interna durante los próximos 30 años, pues "el ruido de estos motores producen emoción interna y eso forma parte de la comunicación de Mazda y es en ese marco donde demostraremos nuestro compromiso ambiental".

Para Gómez, está cercana la era post combustibles fósiles, por eso, en ese escenario, están trabajando con la transformación de los motores actuales en tecnologías hibridas para mejorar las condiciones de los combustibles fósiles con combustibles de biomasa,

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?