| 12/13/2006 12:00:00 AM

Comisión para Banca de Oportunidades

La política de Banca de las Oportunidades fue lanzada públicamente por el presidente Álvaro Uribe el pasado 21 de noviembre en el barrio El Tunal, de Bogotá.

El Gobierno Nacional creó una comisión intersectorial para coordinar y hacer seguimiento a las actividades que se financien con recursos del programa de inversión de la Banca de Oportunidades.

La decisión la tomó el Ejecutivo a través del decreto 4389 del Ministerio de Hacienda, en el que también se señala que, quiénes conformarán dicha comisión, son: el Ministro Consejero de la Presidencia, quien la presidirá; un delegado del Presidente de la República, los ministros de Hacienda y Comercio, Industria y Turismo, los directores de Planeación Nacional y de Dansocial y el presidente del Banco de Comercio Exterior de Colombia (Bancóldex), quien desarrollará la secretaría de la comisión.

La comisión podrá invitar a expertos en materias relacionadas con microfinanzas y en general en materias afines a la Banca de las Oportunidades y a personas vinculadas a los proyectos que pretendan adelantar con los recursos que se entreguen.

La Bancade las Oportunidades es una política del Gobierno Nacional en la que participan los establecimientos financieros como los bancos, las compañías de financiamiento comercial, las fundaciones, las ONG’s, las cooperativas, las cajas de compensación familiar, para iniciar la segunda revolución del microcrédito en Colombia, que son las entidades que entregan los préstamos.

La meta del Gobierno es aprobar 5 millones de operaciones de microcrédito entre los años 2007 y 2010 a pequeños y medianos empresarios, población de bajos recursos, jóvenes emprendedores, entre otros.

Entre 2002 y 2006 la cartera de microcrédito pasó en Colombia de 736 mil millones de pesos a 3 billones de pesos.


 
SNE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?