| 11/17/2010 12:50:00 PM

Comisión gubernamental pide identificar a China como manipulador de divisa

Estados Unidos necesita reforzar la presión sobre China para que aprecie su moneda y debería identificar al país como manipulador de divisas, según el informe anual de una comisión gubernamental que analiza las relaciones entre la nación norteamericana y la asiática.

Washington.- Un yuan "deliberadamente infravalorado ha conferido injustamente ventajas económicas a China en detrimento de sus grandes socios comerciales, sobre todo E.U. y Europa", afirma el informe anual divulgado hoy por la Comisión E.U.-China para la Revisión Económica y de Seguridad.

"La manipulación de la moneda por parte de China sigue siendo uno de los asuntos más complejos" entre las relaciones comerciales entre Washington y Pekín, afirma la comisión en el informe divulgado hoy en su página web.

La comisión, que envía anualmente su informe al Congreso de E.U., insiste en que la infravaloración del yuan abarata las exportaciones chinas, encarece las importaciones e incentiva la inversión extranjera directa en China, lo que se traduce en pérdidas de puestos de trabajo.

El Departamento del Tesoro de E.U. aplazó el mes pasado la publicación de su informe semestral en el que determina si China o algún otro país deprecia su moneda para obtener una ventaja comercial injusta.

El citado informe debería de haberse publicado originalmente el 15 de octubre. El Tesoro indicó entonces que había decidido posponer el informe a la espera de los resultados de la reunión del G20 en Seúl que tuvo lugar la semana pasada.

China permitió en junio pasado una mayor fluctuación de su moneda frente al dólar, pero desde entonces el yuan se ha apreciado menos de un tres por ciento.

Los críticos aducen que la divisa china está infravalorada en entre un 15% y un 40%.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?