| 7/21/2007 12:00:00 AM

Comisión: Comercio EEUU-Cuba aumentaría si cancelan restricciones

Bajo una excepción al embargo estadounidense a Cuba, establecido hace 45 años, los productores de Estados Unidos pueden vender alimentos y productos agrícolas a la nación caribeña a cambio de pagos en efectivo. Otra excepción permite la venta de medicinas estadounidenses y suministros médicos a la isla.

LA HABANA _ El comercio de Estados Unidos con Cuba podría duplicarse si Washington suspende los límites al financiamiento de las ventas agrícolas a la isla, indicó la Comisión de Comercio Internacional estadounidense en un informe difundido esta semana.

"Todos los sectores de bienes agrícolas probablemente se beneficiarían de la cancelación de las restricciones financieras", afirmó el informe de 180 páginas difundido el jueves en Washington.

Los agricultores estadounidenses sostienen que las transacciones comenzaron a reducirse en el 2005 por las normativas de que los obligan a recibir un pago desde La Habana antes de enviar las mercaderías.

El informe de la comisión fue acogido por la Federación de Arroz estadounidense, que se opone a las reglas de financiamiento y apoya leyes que eliminen las restricciones comerciales y de viaje de Estados Unidos a Cuba.

"Estados Unidos fue el principal abastecedor de arroz a Cuba antes de que se impusieran las sanciones, y lo será nuevamente después que sean eliminadas", manifestó Marvin Lehrer, consultor del grupo para la isla.

El gobierno cubano sostiene que ha gastado más de 2.200 millones de dólares en productos agrícolas estadounidenses y otras erogaciones relacionadas desde el 2001, cuando comenzó a aprovechar la ley norteamericana que permite los acuerdos.

Esta año, espera desembolsar la misma cantidad de dinero que el año pasado en alimentos y productos agrícolas de Estados Unidos: 700 millones de dólares.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?