| 7/26/2007 12:00:00 AM

Comienza tradicional exposición rural argentina

La carne vacuna es uno de los principales ingredientes en la dieta de los argentinos y su precio gravita considerablemente en la tasa de inflación.

Buenos Aires_ Criadores, productores, compañías de biotecnología y de maquinarias agrícolas se dieron cita el jueves en Buenos Aires para la inauguración de la 121 Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria.

Conocida popularmente como "la Rural", la exposición anual que muda el campo a la ciudad se desarrollará hasta el 7 de agosto en el predio de 12 hectáreas de la Sociedad Rural Argentina (SRA) en el barrio de Palermo, en el centro de Buenos Aires.

Esta nueva edición será también una caja de resonancia de los reclamos de los dirigentes agropecuarios al gobierno del presidente Néstor Kirchner, con quien no mantienen una buena relación.

Minutos después de la apertura de la exposición, el titular de la SRA Luciano Miguens, lanzó la primera queja.

"Estamos reclamando un sinceramiento del precio de la carne. El 80% de la producción va para el consumo interno, y las exportaciones están acotadas... No es posible aprovechar precios internacionales mucho mayores por la intención del gobierno de mantener la carne barata y que esté en la mesa del consumidor", dijo a periodistas.

"Y bueno, eso hace que haya ese malestar en el sector, porque no ha podido aprovechar esos precios internacionales que no sólo duplican sino que son varias veces mayores" a los precios del mercado local, agregó.

Desde marzo de 2006 el gobierno mantiene un recorte del 50% a las exportaciones de carne vacuna con el que busca aumentar la oferta local y lograr una rebaja en el precio a los consumidores.

La carne vacuna es uno de los principales ingredientes en la dieta de los argentinos y su precio gravita considerablemente en la tasa de inflación, una de las principales preocupaciones económicas del gobierno.

Las organizaciones rurales sostienen que, además de no generar una variación importante en el precio al consumidor, la prohibición ha hecho que muchos productores dejen la producción de ganado para dedicarse a la cosecha de soja y maíz, que son más redituables.

Según la SRA, los productores ganaderos recortaron su inversión en 300 millones de dólares en 2006, un 33% menos que en 2005.

Argentina, quinto productor mundial de carne, exportó el año pasado 467.097 toneladas, un 21,6% menos de lo exportado en 2005, de acuerdo con los datos oficiales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

El recorte a la venta de carne no es la única medida del gobierno que ha afectado al campo. En enero también dispuso un aumento en las retenciones a la exportación de soja para financiar un millonario subsidio a los productores de bienes que conforman la canasta básica, que es utilizada en la medición oficial de precios.

La exposición rural, que cada año es visitada por más de un millón de personas, premia a los mejores reproductores del país de todas las especies. Este año competirán casi 4.000 ejemplares.

También incluye conferencias diarias sobre manejo de la producción, política agropecuaria, sanidad animal y tecnología aplicada al campo.

Hugo Biolcati, vicepresidente de la SRA, recordó que la actividad agroindustrial emplea a más del 33% de la población económicamente activa y aporta más del 44% de los ingresos del tesoro nacional.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?