| 7/23/2008 12:00:00 AM

Comienza nueva sesión de ronda OMC, sin acuerdo a la vista

GINEBRA - Las conversaciones comerciales globales iniciaron el miércoles su tercera jornada después de que economías emergentes como Brasil y Sudáfrica dijeran que una oferta de Washington para recortar los subsidios agrícolas estadounidenses no era suficiente.

Si en los próximos días no se produce un avance superador, la ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) podría enfrentar el riesgo de volver a aplazarse por años.

El martes, Estados Unidos dijo que estaba listo para disminuir su techo anual de los subsidios agrícolas distorsivos del comercio, a 15.000 millones de dólares, un nivel menor que su gasto en siete de los últimos 10 años, a fin de reactivar las negociaciones.

Pero India, Brasil y otros países en desarrollo grandes dijeron que Washington tenía que hacer reducciones más profundas antes de que ellos ofrezcan sus propias concesiones, pues el techo representa virtualmente el doble del nivel de los subsidios agrícolas de Estados Unidos el año pasado.

"Dentro de lo que es políticamente viable, 13 (mil millones de dólares) está cerca de lo razonable," dijo el ministro brasileño de Relaciones Exteriores Celso Amorim.

Kent Conrad, un senador demócrata de Dakota del Norte, estado productor de granos, expresó su preocupación de que pudieran limitarse los subsidios.

Sostuvo que la responsable comercial estadounidense Susan Schwab parecía "estar negociando contra ella misma. Ciertamente, no está negociando por el interés de las familias de agricultores de Dakota del Norte y otras parte del país, que se esfuerzan con su trabajo."

Los funcionarios dijeron que las discusiones para lograr que los países en desarrollo abran sus mercados en productos manufacturados eran intensas y las autoridades comerciales dijeron que estaban extendiendo las reservas de hotel hasta la próxima semana.

Esto, debido a que probablemente las discusiones sigan después del sábado, el día de cierre planeado originalmente.

Si no se produce un avance en el tema central del comercio agrícola y manufacturero hacia el receso del verano boreal, en agosto, la ronda de Doha corre riesgos de aplazarse por las elecciones presidenciales de Estados Unidos, y podría seguir así por un par de años más.

Calificada como una oportunidad para apuntalar a la economía global y ayudar a combatir la pobreza, la ronda ha pasado de una crisis a otra desde que fuera lanzada en el 2001.
 
 
(Reuters)


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?