| 1/16/2006 12:00:00 AM

Comienza Foro Económico Mundial en Davos

Stephen S. Roach economista en jefe de la gran financiera Morgan Stanley dijo que los mercados y las autoridades habían caído en "un grado peligroso de complacencia" al dar por sentado que la desequilibrada economía mundial continuaría sin corrección.

Dirigentes políticos y empresariales del mundo iniciaron el miércoles la reunión anual del Foro Económico Mundial, enfocado este año en la creatividad como instrumento para fomentar el comercio, la paz mundial y la prosperidad económica.

La reunión comenzó con un pronóstico sombrío acerca de la economía mundial. Stephen S. Roach economista en jefe de la gran financiera Morgan Stanley dijo que los mercados y las autoridades habían caído en "un grado peligroso de complacencia" al dar por sentado que la desequilibrada economía mundial continuaría sin corrección.

Los bancos centrales asiáticos han permitido que esto continúe al sostener la economía estadounidense por más tiempo del que cabía esperar, dijo Roach.

El consumidor estadounidense _el "eslabón más débil" y a la vez el más importante_ ha seguido impulsando la economía mundial con sus gastos, dijo Roach. Pero la "burbuja" de las operaciones inmobiliarias en Estados Unidos da señales de desaceleración, y el indicador clave de refinanciación de las hipotecas familiares ha caído en un 45% con respecto a los niveles récord del año pasado.

Más tarde, los asistentes discutían el surgimiento de China y la India como actores importantes en la escena mundial, hasta el punto que el primero se convierte en líder regional e internacional.

Klaus Schwab, creador del Foro hace más de tres décadas, anunció el miércoles que pensaba iniciar una reunión anual en China a partir del 2007.

"China será sede de muchas de las compañías" que surgirán en la escena global, dijo Schwab a la prensa. "De alguna manera estamos creando un Foro Económico Mundial paralelo para la próxima generación de empresas".

El temario incluye una discusión franca sobre los cambios en el mercado laboral. El ingreso de unos 1.000 millones de trabajadores de las economías emergentes al mercado mundial genera trastornos pero también oportunidades.

Quince jefes de estado, jefes de empresa y celebridades como Bono se reunieron en este exclusivo reducto alpino para analizar los problemas cruciales del mundo: el programa nuclear iraní, los precios del petróleo, los nuevos modelos de empresa y los cambios de las relaciones de fuerza en Asia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?