| 8/13/2010 5:10:00 PM

Comenzó este viernes la entrega de ayuda solidaria a víctimas del atentado terrorista en Bogotá

De acuerdo con un informe de Acción Social, los pagos restantes serán entregados este miércoles a partir de las 8:00 de la mañana en la oficina móvil instalada por la entidad y por el Banco Agrario en la calle 64 con carrera séptima. El Director de Acción Social, Diego Molano, informó que gracias al convenio de la entidad y Bancóldex, las víctimas también podrán acceder a créditos para reconstruir sus predios y cubrir los daños que sean significativos.

Bogotá.- La Agencia Presidencial para la Acción Social y el Banco Agrario iniciaron este viernes la entrega de la ayuda solidaria, equivalente a dos salarios mínimos mensuales legales vigentes, a las primeras 221 víctimas del atentado terrorista ocurrido el jueves 12 de agosto en Bogotá.

De acuerdo con un informe de Acción Social, los pagos restantes serán entregados el próximo miércoles 18 de agosto, a partir de las 8:00 de la mañana, en la oficina móvil instalada por esa entidad y por el Banco Agrario en la calle 64 con carrera séptima de la capital.

“Esta ayuda solidaria es una forma transitoria y rápida que busca que los afectados puedan iniciar los arreglos a sus bienes”, manifestó el Director de Acción Social, Diego Molano Aponte.

Así mismo, informó que gracias al convenio de la entidad y Bancóldex, las víctimas también podrán acceder a créditos para reconstruir sus predios y cubrir los daños que sean significativos, por un monto hasta de 500 salarios mínimos mensuales vigentes, con un interés de 0,5% mensual, equivalente al 6,17% efectivo anual.

Acción Social informó que hasta el momento, el ataque dejó 578 personas afectadas, entre las que se encuentran ocho heridos, así como daños en 18 vehículos, 124 locales comerciales y 428 viviendas.

 

PRESIDENCIA

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?