| 3/5/2008 12:00:00 AM

Colombia sube déficit comercial en el 2007

Bogotá.- Colombia aumentó su déficit comercial en el 2007 frente al arrojado en el 2006, por el mayor ritmo de crecimiento de las importaciones frente a las exportaciones, informó el martes el estatal Departamento Nacional de Estadísticas (DANE).

El déficit comercial subió a 824,3 millones de dólares en el 2007, frente al desbalance de 143,02 millones de dólares en el 2006, precisó el organismo en un comunicado.

El año pasado, las importaciones alcanzaron un total de 30.815 millones de dólares, frente a exportaciones por 29.991 millones de dólares, reveló el DANE.

Las mayores importaciones corresponden a compras en el exterior hechas por las empresas para modernizarse y aprovechar la fortaleza del peso frente al dólar, de acuerdo con las estadísticas.

Analistas y el Gobierno estiman que la economía de Colombia habría crecido en un 7 por ciento el año pasado, su mejor desempeño en más de tres décadas, impulsada por la confianza inversionista y la mayor seguridad del Gobierno del presidente Alvaro Uribe.

El valor de las importaciones colombianas subió un 25,6 por ciento el año pasado en comparación con el 2006, mientras que el de las exportaciones aumentó en un 23 por ciento.

El petróleo y sus derivados siguió siendo el principal renglón de las exportaciones, al alcanzar 7.317 millones de dólares en el 2007 y una expansión de 15,6 por ciento frente a las reportadas en el 2006.

El mayor déficit comercial lo presentó Colombia con China, al alcanzar 2.236 millones de dólares en el 2007, un aumento de 43,5 por ciento frente al 2006, seguido por el desbalance arrojado con Brasil, de 1.778 millones de dólares, un incremento de 13,1 por ciento.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?