| 2/14/2007 12:00:00 AM

Colombia no reabrirá TLC con EEUU

El TLC con Colombia es uno de tres acuerdos similares que el gobierno del presidente George W. Bush buscará ratificación por la legislatura. Los otros son los firmados con Perú y Panamá.

Washington.- Colombia atenderá los reclamos del Congreso estadounidense en los aspectos laborales y medioambientales de su tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos, pero no reabrirá negociaciones, declaró el miércoles el vicepresidente Francisco Santos.

"Eso sería como abrir una caja de Pandora", dijo refiriéndose a la posibilidad de reabrir el tratado firmado por las dos partes hace cinco meses.

Santos está en Washington en gestiones para la aprobación de ese tratado en el Congreso, así como lograr también la extensión del Plan Colombia, la iniciativa que ha permitido a Estados Unidos canalizar unos 4.000 millones de dólares al país sudamericano desde el año 2000.

Dijo que en los contactos sostenidos hasta ahora en el Capitolio, los legisladores le han formulado solamente "inquietudes genéricas, no inquietudes puntuales" sobre los aspectos laboral y medioambiental del tratado. Dijo que hasta este momento "es difícil saber" qué quieren los miembros del Congreso debido a que solamente le han hablado de asuntos laborales y medioambientales.

Pero, especuló diciendo que lo que no cubría el TLC actualmente era "obviamente la violencia contra los sindicatos" que era un tema en el cual el gobierno no tenía responsabilidad directa porque "los que asesinan los grupos ilegales".

Indicó que como parte de los planes para encarar esa violencia se estaban ejecutando programas especiales de protección de sindicalistas y que a través del Ministerio del Interior se estaba destinando una partida de 30 millones de dólares, o el 60% del presupuesto del sector, para el mejoramiento de las condiciones en las prisiones.

"Hemos mostrado todo lo que hemos hecho", dijo. "La voluntad del gobierno es total en materia de protección de los sindicatos". Santos, quien sostuvo también en la víspera entrevistas en el Departamento de Estado, dijo que su país no aceptaría una reapertura de negociaciones del tratado.

"Yo creo que renegociar el tratado es muy difícil porque se abre una caja de Pandora", afirmó en una rueda de prensa en la residencia diplomática colombiana. "En eso tenemos que ser claros todos".

Indicó, sin embargo, que "hay mecanismos, en los cuales la voluntad del gobierno es que exista absoluta tranquilidad por parte de los congresistas demócratas, de los sindicatos americanos, de que el TLC lo vamos a usar en Colombia no para desmejorar el empleo y los sindicatos sino para mejorarlos".

Santos dijo que en sus entrevistas ha estado también explicando "todo el proceso de paz" en su país a fin de sentar las bases para el debate legislativo sobre los temas de interés colombiano. "Han sido conversaciones muy francas, muy útiles y creo que es el inicio de un diálogo permanente con los distintos sectores políticos de Washington para poder lograr decisiones positivas para Colombia", declaró.

Dijo que el desarrollo económico colombiano que en 2006 fue mayor del 7,0% se estabilizaría en un promedio de 5,0% anual con el TLC, con lo cual "se resolverían muchos problemas sociales y económicos" en el país. "He pedido a los congresistas que sus decisiones sobre el TLC y la extensión del Plan Colombia sean positivas", dijo. "Colombia tiene un peso específico muy importante en la región y se requiere de una Colombia fuerte que continúe en el sendero de estabilidad".

Mencionó que el gobierno estadounidense que siempre ha apoyado a Colombia tiene ahora "un renovado interés" que se expresa con la visita que Bush hará el próximo mes a ese país como parte de su gira que incluye también a México, Brasil, Guatemala y Uruguay.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?