| 8/26/2009 12:00:00 AM

Colombia protesta en la OEA "proyecto intervencionista" de Chávez

El embajador colombiano Luis Alfonso Hoyos presentó el miércoles ante la Organización de los Estados Americano (OEA) una enérgica protesta por un "proyecto intervencionista" en los asuntos internos de Colombia, del presidente de Venezuela Hugo Chávez.

WASHINGTON  — El diplomático aseveró que el propósito de la política del mandatario venezolano "viola los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas, la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana" en lo referente a la no intervención en los asuntos de otras naciones.

Hoyos, recientemente llegado como embajador ante la OEA, precisó que el gobierno colombiano espera que Chávez "aproveche sus capacidades y sus talentos para construir colectivamente en el continente sin sembrar más odio".

Las relaciones entre Caracas y Bogotá se vieron alteradas a raíz de la ampliación de un acuerdo de cooperación, que permitirá a Estados Unidos usar en Colombia tres bases aéreas, dos del ejército y dos navales, a fin de combatir el narcotráfico y el terrorismo.

Chávez, quien esbozó su plan de llegar directamente a políticos y población colombiana el pasado 23 de agosto en su programa Aló Presidente, "atenta contra elementos esenciales de la Carta de la OEA", explicó Hoyos en una sesión del organismo multilateral.

Hoyos en su discurso dijo que "no era silenciando a la prensa y callando a los periodistas como se defiende la libertad de expresión", recordando la determinación del Chávez de cerrar un canal de televisión a quien no le fue renovada la concesión y emisoras de radio, a las que tampoco les renovó sus licencias de operación.

Durante sus largas intervenciones, Chávez se refiere a la política colombiana como un 'narcoestado' y a su economía también como una 'narcoeconomía'.

Molesto por el acuerdo sobre las bases militares, Chávez declaró a fines de julio que "congelaba" las relaciones políticas y económicas con Colombia y ordenó frenar las importaciones de este país andino, considerado el segundo socio comercial de Venezuela, después de los Estados Unidos.

"Nuestros pueblos no quieren gritos, ni insultos, ni ataques. Lo que quieren nuestros pueblos es solución a sus problemas... Con gran sabiduría expresaba el Libertador Simón Bolívar que "cada Estado debe darse el régimen que quiera y el resto de los Estados respetar esa condición", añadió Hoyos.

A la intervención de Hoyos replicó el embajador de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton, quien dijo que "hay países que, por infortunio, parecen adictos a la guerra...hay países incapaces de resolver sus problemas y conflictos sociales y políticos, y no hacen sino desarrollar una permanente política de guerra interna".

Chaderton dijo que la queja colombiana era una forma de distraer la atención sobre el tema de la negociación sobre las bases.

Con "montajes sobre hechos intervencionistas fantasiosos quieren distraer el tema de las bases militares de Estados Unidos en Colombia", dijo el diplomático venezolano.

Agregó que las bases colombianas donde habrá personal estadounidense "serán un periscopio sobre América del Sur y también un 'portaaviones'''.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?