| 1/24/2011 5:45:00 PM

Colombia: Piden investigación por muerte de indígena

Unos 200 indígenas participaron el lunes en el funeral de un compañero que aseguran murió en medio de combates entre la guerrilla y el ejército en una agitada región del suroeste colombiano.

CALOTO, Colombia — Sentados alrededor del ataúd cerrado de madera, el grupo de hombres, mujeres y niños tomaban su almuerzo mientras las autoridades tradicionales indígenas debatían las circunstancias del fallecimiento. De acuerdo con voceros indígenas y de la Defensoría del Pueblo consultados por la AP, el cadáver del indígena nasa Alderson Dagua, de 31 años, fue encontrado el domingo por la comunidad en una de las casas que los nativos abandonaron horas antes por combates en Caloto, en el departamento de Cauca, a 350 kilómetros al suroeste de Bogotá. Víctor Javier Meléndez, defensor del Pueblo del Cauca, dijo que el indígena murió por tres tiros en la espalda, uno de los cuales le perforó un pulmón. Por los testimonios de la comunidad, Dagua apareció muerto vistiendo un pantalón camuflado, debajo del cual tenía otro pantalón vaquero y unas botas que aparentemente eran de una talla más grande que las que él usaba, según el Defensor. Anadeilda Secue, asesora jurídica Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), indicó que sospechan de que se intenta ocultar una ejecución extrajudicial. "Nosotros llamamos esto un 'falso positivo'... ¿por qué tienen que involucrar a la población civil?" en el conflicto, dijo Secue. "Vamos a analizar la situación como pueblo nasa... en cualquier momento estaríamos haciendo una denuncia pública de los atropellos que se vienen dando en los territorios indígenas, por los actores armados, porque ponen en riesgo a la población civil, a niños, a mayores, a población indefensa", dijo. Las fuerzas armadas han sido señaladas en repetidas ocasiones de presentar como guerrilleros muertos en combate a civiles, lo que en el país se denomina como "falsos positivos". Varios militares han sido sentenciados al ser hallados responsables de ejecuciones de este tipo. El general Gabriel Rey, jefe de aviación del ejército y quien estuvo al frente de la operación en Cauca el fin de semana, aseguró que sus unidades no llegaron a las casas indígenas porque cuando iban tras los rebeldes fueron atacados a tiros desde esa zona de viviendas. La balacera incluso dificultó el retiro de los cadáveres de dos militares muertos en esos choques con insurgentes de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dijo el oficial. Según la Organización Nacional Indígena (ONIC), el año pasado al menos 120 indígenas murieron en distintos incidentes como minas antipersona y a manos de grupos armados ilegales y la fuerza pública. En el 2009, los indígenas muertos en distintos hechos atribuidos a grupos ilegales fueron 111, según la ONIC. (AP)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?