| 4/8/2010 7:25:00 AM

Colombia pide protección a nacionales presos en Venezuela

El gobierno colombiano radicó el miércoles ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una "solicitud urgente" que busca garantizar la vida y los derechos de ocho colombianos detenidos en Venezuela por presunto espionaje.

Bogotá  — El documento de la cancillería colombiana, pide a la CIDH la "adopción de medidas cautelares para evitar daños irreparables a la vida e integridad personal de dichos ciudadanos, así como la plena observancia de las garantías judiciales", dijo el comunicado publicado en la página electrónica de la cancillería.

El comunicado también precisa que envió una nota al gobierno de Venezuela en la cual "exige respeto y garantías plenas de los derechos fundamentales de los detenidos" acusados de espionaje por supuestamente fotografiar redes eléctricas en el Estado Aragua de Venezuela.

Afirmó que veía con "profunda preocupación la práctica sistemática de estigmatización que viene configurándose en Venezuela de prejuzgar y juzgar a ciudadanos colombianos por el solo hecho de serlo".

En tanto, el candidato presidencial Germán Vargas Lleras propuso al gobierno, en un carta entregada en la cancillería, llamar a consultas a la embajadora en el vecino país, María Luisa Chiape, y utilizar recursos diplomáticos como la convocatoria de una plenaria de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para "denunciar esta interminable serie de agresiones".

Vargas se refirió a la captura de ocho colombianos que fueron acusados de espionaje, así como la supuesta presencia de líderes guerrilleros en territorio venezolano, que "por momentos no sólo parece tolerada sino abiertamente patrocinada por el gobierno de (Hugo) Chávez".

Temprano el presidente Alvaro Uribe en una entrevista a la radio ABC de Barranquilla, dijo que "nosotros sí requerimos que a estos ciudadanos se le respeten totalmente sus derechos humanos, que el gobierno de Venezuela, las autoridades competentes de Venezuela, garanticen el respeto de los derechos humanos a estas personas de nacionalidad colombiana".

El ministro de Relaciones Interiores venezolano Tareck El Aissami confirmó el martes en Caracas que antes de la Semana Santa fueron detenidos dos colombianos en el estado centro costero de Aragua y que poco después fueron aprehendidos otros seis en el estado suroccidental de Barinas, pero no dio detalles.

Sólo aseguró que fueron detenidos por la presunta comisión del delito de "espionaje sobre el sistema eléctrico nacional".

El presidente Hugo Chávez aseguró el martes que los detenidos portaban documentos que los identificaban como miembros del ejército colombiano, así como computadoras y teléfonos satelitales.

Uribe dijo en la jornada que Palacio Cossio, además, contaba con la nacionalidad canadiense porque había vívido en aquel país a inicios de esta década y que antes había trabajado como médico general en una unidad militar de Medellín.

Las detenciones fueron denunciadas la semana pasada por el diario colombiano El Tiempo que informó que entre los arrestados estaban cinco miembros de una misma familia que tienen una fábrica de helados en Barinas, y tres empleados de esa empresa. Uribe ratificó la versión de la fábrica de helados.

Chávez dijo que ese negocio era "una fachada".

Uribe dijo, además, que aún aguardaban las explicaciones venezolanas sobre cómo ocurrieron las muertes de ocho colombianos en octubre del 2009 en una zona de la frontera con Colombia y "todo lo que se dijo (entonces) es que eran paramilitares. A la fecha no conoce el gobierno de Colombia prueba de que los vinculen al paramilitarismo... (ni) si fue una operación legítima o si fue una violación de derechos humanos, si fue un asesinato eso es muy grave".

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?