| 9/27/2012 10:41:00 AM

Colombia y Holanda quieren mejorar el jarillón de Agua Blanca en Cali

Expertos holandeses y colombianos presentarán sus primeras recomendaciones de acciones en el jarillón, del cual depende la seguridad de la ciudad de Cali.

Dentro de las principales recomendaciones de los expertos se encuentran tomar medidas de corto plazo para recuperar los tramos críticos y medidas de largo plazo para controlar los niveles máximos en el río y elevar de forma integral el nivel de la corona del jarillón para llegar a un nivel de mayor protección.    
 
El Alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero Velasco, el Consejero y Jefe de Asuntos Económicos y de Cooperación de la Embajada de los Países Bajos, Harman Idema, inauguran mañana jueves un taller sobre manejo y mantenimiento de diques, inspección y apreciación de riesgos, en el cual se discutirán una serie de recomendaciones para el jarillón de Agua Blanca.  
 
El taller tiene como objetivos compartir la experiencia y conocimiento de Holanda en el tema de manejo de diques, la manera en que éste puede ser aplicado a la situación colombiana, así como discutir las primeras recomendaciones de la misión de expertos.  La agenda del taller comprende, entre otros, temas como manejo del agua con énfasis en diseño de diques, planes de emergencia, modelos de control y vigilancia y gestión del riesgo.  

La misión está conformada por una combinación de expertos holandeses de la empresa Royal HaskoningDHV,  del Consejo de Agua Aa y Maas, consultores independientes y expertos colombianos.
 
Las recomendaciones más importantes de los expertos están encaminadas a la toma de medidas en el corto y en el largo plazo.  En el corto plazo, se deben recuperar los tramos críticos para llegar al nivel de protección original del dique, por ejemplo tramos en donde su altura está por abajo de la altura original.

De igual manera se debe realizar una evaluación detallada de estructuras que atraviesan el dique, con el fin de decidir cuáles medidas se necesitan en estos tramos para evitar el riesgo de falla del jarillón.
 
En el largo plazo, las recomendaciones se orientan hacia estrategias como controlar los niveles máximos en el río por medio de inundaciones controladas en zonas aguas arriba de distrito de Agua Blanca, así como elevar de forma integral el nivel de la corona del Jarillón para llegar a un nivel de  mayor protección correspondiente con la situación actual en lugar de la situación existente hace cincuenta años.
 
Los expertos holandeses también recomiendan que debe tomarse una clara decisión respecto del nivel del riesgo aceptable por inundación; para una ciudad como Cali no sería aceptable un periodo de retorno de menos que una vez cada cien años.
De igual manera concluyen los consultores que el diseño del jarillón de Agua Blanca se debe mejorar con base en criterios de riesgo, sociales y económicos para la ciudad de Cali y que para garantizar la confiabilidad del dique, se debe tener un sistema claro de control y vigilancia. En este sentido, la participación de la población es fundamental.
 
Según el Consejero de la Embajada de los Países Bajos, Harman Idema, “la experiencia holandesa en defendernos contra inundaciones y aprender a vivir con el agua nos muestra que se deben implementar soluciones técnicas confiables, integrales y sostenibles con claras responsabilidades en el control y vigilancia de los diques. Se debe pensar en invertir con una mirada de largo plazo pero comenzando ahora.                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?