| 1/29/2010 1:20:00 PM

Colombia hace aporte voluntario a la OEA para fortalecer el sistema interamericano

El Estado colombiano realizó una contribución voluntaria a la OEA, por valor de US$600.000. Parte de esos recursos se destinarán al fortalecimiento de la institucionalidad interamericana en materia de Derechos Humanos, con aportes a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Washington, - El Vicepresidente de la República, Francisco Santos Calderón, y el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, realizaron este viernes en Washington un canje de notas con el que se formaliza la contribución voluntaria que Colombia hará a la OEA por valor de USD$600.000.

Parte de estos recursos irán a la Fundación Panamericana para el Desarrollo (Fupad), para la implementación de la segunda fase de la Estrategia de Cooperación de Colombia para la Cuenca del Caribe, una iniciativa liderada por el Ministerio de Relaciones Exteriores para estrechar los vínculos de Colombia con esta región y contribuir al desarrollo de capacidades en áreas como atención y prevención de desastres, bilingüismo, movilidad académica, educación para el trabajo y seguridad alimentaria.

La Fupad, creada en 1962, es una organización independiente cuyo objetivo es crear asociaciones con los sectores público y privado para asistir a las personas menos favorecidas de América Latina y el Caribe.

Otros recursos se destinarán al fortalecimiento de la institucionalidad regional en materia de Derechos Humanos, con aportes a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. 

Con este aporte, Colombia reconoce y valora el rol de la OEA como catalizador de la cooperación Sur-Sur y su importante papel en la promoción y defensa de los Derechos Humanos.


(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?