| 1/16/2006 12:00:00 AM

Colombia y Guatemala empujan acuerdo CAN-Centroamérica

Los dos países acordaron iniciar negociaciones para suscribir, en cuestión de semanas, un tratado bilateral.

Colombia y Guatemala dieron el primer paso para concretar un acuerdo de libre comercio entre la CAN y Centroamérica. Los dos países acordaron iniciar negociaciones para suscribir, en cuestión de semanas, un tratado bilateral de gran interés para ambas naciones.

"Nos hemos comprometido a acordar, cuanto antes, el tratado de libre comercio entre Guatemala y Colombia, para que sea el principio del tratado entre los países de Centroamérica y la CAN", anunció el presidente Álvaro Uribe, al culminar una visita oficial al país centroamericano.

Uribe explicó que la idea es que el tratado contemple cláusulas sociales de equidad para corregir las asimetrías, de tal forma que la economía más fuerte que concurra al tratado compense a la más débil.

El mandatario colombiano recordó que su Gobierno ha pedido equidad en los tratados de comercio a los países desarrollados y, en consonancia con eso, Colombia ofrece esta equidad a una economía importante como la de Guatemala, coyunturalmente más pequeña que la de Colombia.

"En todos aquellos sectores de la economía donde Colombia sea más fuerte que Guatemala se reconocerá la cláusula social de equidad, que es la manera contemporánea de aplicar el principio maya sobre la necesidad de la armonía consigo mismo y, más importante, con el otro", reiteró Uribe Vélez.

Uribe se dirigió a todos los guatemaltecos y les enfatizó que si en pocos días se firma ese tratado queda en evidencia entre los pueblos que primó la cláusula de equidad. "Vamos a ayudar a desatrancar el proceso de integración de las Américas", destacó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?