| 11/27/2008 12:00:00 AM

Colombia: Fiscalía investiga infiltrados FARC

BOGOTA _ La Fiscalía ratificó el jueves la detención de cuatro personas a las que investiga por acusaciones de ser infiltrados o milicianos de las FARC en centros universitarios.

El fiscal Iván Piedrahíta, de la Unidad Nacional Antiterrorismo, anunció que investiga a María Antonia Espitia, ex universitaria; Reyes López Ipayú, estudiante de la Universidad Nacional de Bogotá; William Javier Díaz, docente de la Universidad Distrital de Bogotá y Carlos Andrés Cifuentes.

Los cuatro detenidos el 13 de noviembre son procesados por el delito de rebelión como presuntos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El fiscal, a la vez, cerró la investigación en contra de otros siete procesados, además que otras 53 personas permanecen prófugas desde que la Fiscalía dispuso la captura del grupo.

La ratificación de la detención "es una decisión totalmente injusta porque mi defendida (Espitia) en la actualidad nada tiene que ver con la guerrilla", aseguró a la AP el abogado Rodolfo Ríos. "Ella es una desmovilizada del M-19", agregó el abogado, refiriéndose a que fue parte del rebelde Movimiento 19 de Abril, que depuso sus armas a comienzos de los 90.

"Yo me desmovilicé del M-19 en 1990. La Fiscalía dice que yo hacía trabajo (para las FARC) en el Colegio Mayor de Cundinamarca" o un centro universitario en Bogotá, aseguró Espitia, en conversación telefónica desde su domicilio ya que, por ser madre cabeza de familia, le fue concedido el beneficio de la casa por cárcel.

"El único nexo que tengo actualmente con la universidad es que hice un diplomado en la (Universidad Javeriana) y los hijos de mis amigos estudian en la Distrital", aseguró Espitia.

La Fiscalía comenzó la investigación a raíz del análisis de memorias portátiles o USB, encontradas por el ejército en febrero en un campamento de las FARC que atacó en el departamento del Meta, al sur del país.

En las memorias había "hojas de vida" o datos de más de 9.000 supuestos integrantes del llamado Bloque Oriental de las FARC, de acuerdo con investigadores de la Fiscalía.

Entre esas hojas de vidas estaban las de los cuatro detenidos. Espitia no negó que su hoja de vida estuviera en los archivos de las memorias, pero lo calificó como "un montaje" de las autoridades en su contra.

Dijo que hasta su detención se dedicaba a hacer "trabajo social" para el partido izquierdista Polo Democrático, de oposición.

De acuerdo con fiscales, cada "currículum" hallado en las memorias contiene datos generales como número de documento de identificación, nombres de los padres, ocupación antes de ingresar a las FARC, récord como combatiente y los nombres de los guerrilleros que lo recomendaron para ingresar a la guerrilla, entre otros.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?