| 3/8/2010 1:00:00 PM

Colombia elevó producción de cocaína: Venezuela

La producción de cocaína en Colombia aumentó en los últimos años y las autoridades prevén que continuará creciendo, lo que se considera como una amenaza para Venezuela, expresó el lunes el jefe de la oficina venezolana antidrogas Nelson Reverol.

Caracas.- Reverol indicó durante una entrevista en la televisora estatal, que según las estadísticas de las Naciones Unidas Colombia "optimizó sus cultivos y produce más kilos de cocaína por hectárea que en 1999".

Agregó que la producción de cocaína en Colombia pasó de 4,2 kilos por hectárea en 1999 a 5,3 kilos por hectárea en 2008, según reseñó la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

Agregó que en el territorio colombiano se está produciendo actualmente "600 toneladas métricas de cocaína y marihuana", y sostuvo que esos niveles de producción representan el fracaso del Plan Colombia, que es un acuerdo de apoyo que tienen Bogotá y Washington desde el 2000 y que suma más de 6.000 millones de dólares.

"En los próximos cuatro años estimamos que se pudiera cuadruplicar la producción de cocaína en Colombia", dijo el jefe antidrogas al asegurar que ese escenario representa una amenaza para Venezuela porque "nuestras estrategias van dirigidas a minimizar el tránsito de droga ilícita procedente del vecino país".

El Departamento de Estado de los Estados Unidos ha cuestionado en recientes informes la escasa colaboración de Venezuela para combatir el narcotráfico, y algunos funcionarios estadounidenses han denunciado el incremento del tráfico de drogas por territorio venezolano.

Venezuela ha rechazado las alegaciones en materia de drogas, y sostiene que es víctima del tráfico de drogas que existe en Colombia.

AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?