| 10/20/2010 5:55:00 PM

Colombia, destino de cirugías pos bariátrica

Hace 10 años en Colombia se viene desarrollando con mucho éxito la cirugía pos bariátrica facial a través de un procedimiento llamado Ritidoplastia, que consiste en el estiramiento facial destinado a remover el exceso de piel de la cara y corregir los ángulos faciales que se pueden encontrar alterados después de una pérdida considerable de peso.

Bogotá.- La cirugía pos bariátrica facial, aunque en el mercado colombiano es poco conocida es de las más solicitadas por extranjeros. Por ejemplo en la Clínica Plástica Imagen y Juventud en Bogotá con mucha frecuencia hacen este tipo de intervenciones a personas procedentes de Estados Unidos, Europa, Sudáfrica, Australia e Inglaterra entre otros, afirma el doctor Jorge Alberto Espinosa Reyes, Cirujano Plástico facial, especialista en Otorrinolaringología y destacado profesional en esta entidad.


Colombia es uno de los países del mundo que goza de un reconocido turismo de salud. Según cálculos de Proexport, 30 mil personas procedentes de los cinco continentes anualmente llegan a Colombia para hacerse alguna cirugía plástica. Las razones más importantes son la calidad y el precio; por ejemplo para un procedimiento de cirugía pos bariátrica facial, un extranjero paga aproximadamente 40 por ciento menos de lo que le costaría en su país de residencia, comenta Espinosa Reyes.


Los extranjeros consultan inicialmente este tipo de procedimientos a través de internet o por teléfono. Al tomar la decisión de viajar para realizarse una operación de reducción de peso ya sea facial o corporal tienen en cuenta no se están planeando unas simples vacaciones, están buscando la mejor alternativa para suplir una necesidad de mejoramiento de su salud física, mental y/o estética por un bienestar invaluable, agrega.


Psicológicamente es invaluable cuando puedes ver tu cara y darte cuenta que no tienes la papada que te llega hasta el pecho, te sientes agradable… con una autoestima elevada y la recepción de la gente es absolutamente positiva, comenta Enriqueta Berrueta, una abogada madrileña quien vino a Bogotá a hacerse una cirugía pos bariátrica luego de un año de estar buscando quien le pudiera hacer el procedimiento a un precio asequible y con la mejor calidad.


Las personas obesas que se sometieron a una cirugía bariátrica y les quedó la piel colgante en cara, brazos, piernas, glúteos, abdomen y pecho, son las llamadas a considerar la posibilidad de eliminar ese exceso de piel a través de una cirugía pos bariátrica. Esta se divide en cirugía pos bariátrica corporal (brazos, piernas, pecho, abdomen) y cirugía pos bariátrica facial (cara).


Pero no todas las personas son aptas para someterse a una cirugía pos bariátrica facial. Es necesario gozar de perfecta salud y tener un peso estable. Si el paciente tiene problemas de salud grave entonces se requiere de una revisión muy precisa con el anestesista para controlar la valoración del procedimiento, aclara Espinosa Reyes.


Además la cirugía pos bariátrica facial se pueden efectuar una vez se corrija el déficit nutricional y la anemia que tiene casi todos los paciente después de una cirugía bariátrica, que por lo general se nivela de 12 a 18 meses después del procedimiento para perder peso y una vez se tenga un peso estable por un mínimo de 3 a 6 meses.
Cuando se desarrolla una cirugía pos bariatrica corporal inmediatamente también se hace la cirugía pos bariatrica facial. Cada procedimiento se adapta a cada paciente, depende de la forma de la cara, la fisonomía y la cantidad de descolgamiento de los tejidos.


Actualmente esta cirugía va un paso más allá, pues ahora no solamente logra el estiramiento de la piel, sino que además reposiciona las estructuras anatómicas, que permite unos mejores resultados al conseguir que el aspecto del paciente sea absolutamente natural, concluye Espinosa Reyes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?