| 9/7/2007 12:00:00 AM

Colombia brindará asesoría en biocombustibles a países del Plan Puebla-Panamá

La ayuda quedó garantizada mediante un acuerdo suscrito este viernes en Cartagena, que tendrá una vigencia de cinco años. Según lo acordado, Colombia dará a conocer todas las potencialidades que ha desarrollado en la producción de etanol y biodiesel.

Cartagena.- Colombia suscribió este viernes un acuerdo de cooperación con los países miembros del Plan Puebla-Panamá, para brindar asesoría técnica en el campo de la producción de los biocombustibles.

Se trata de un memorando de entendimiento firmado durante el Seminario Internacional ‘Biocombustibles: potencia de Colombia’, entre el ministro de Agricultura de nuestro país, Andrés Felipe Arias, y sus homólogos de Honduras, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Nicaragua y México. Según lo acordado en el texto del memorando, Colombia dará a conocer a los países centroamericanos todas las potencialidades que ha desarrollado, no solamente en la producción de etanol, sino también en la de biodiesel.

El documento, que fue suscrito en presencia del presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, busca fortalecer la cooperación técnica y científica a largo plazo, entre los países firmantes, en el tema de los combustibles biológicos.

Además, se espera crear una herramienta en temas de cooperación efectiva, para impulsar el desarrollo económico y social de cada una de las naciones, dependiendo cada vez menos de los hidrocarburos, y desarrollando nuevas y más limpias formas de energía presentes en agricultura. Al respecto, el acuerdo contempla la capacitación en el tema biocombustibles, la organización de simposios y conferencias científicas y tecnológicas, además de desarrollar procesos de agregación de valor, transporte y mercadeo en dicho sector.

Para agilizar la implementación de las actividades en torno a la evolución de una política sólida de biocombustibles, los miembros de los países del Plan Puebla-Panamá, designarán un funcionario que será el coordinador de todos los programas desarrollados conjuntamente. En el evento, el presidente Álvaro Uribe Vélez, reconoció el enorme beneficio que trae la producción de biocombustibles en la generación de empleo agrícola, en la ocupación lícita y pacífica del territorio y en materia ambiental para el país.

“Reitero los votos para que en los biocombustibles, Colombia le haga un gran aporte a la superación de la pobreza, a la construcción de equidad, a la recuperación del sector agropecuario, a la lucha contra el calentamiento global y a la generación de empleo de buena calidad y con afiliación a ala seguridad social”, dijo Uribe Vélez. Agregó que el Gobierno ha tomado decisiones razonables como la de ponerle un mínimo al precio, pero no un tope.

“Que haya unos precios mínimos: que si el azúcar esta por debajo de ese precio, que el biocombustible no se baje del mínimo, el etanol. Que si el aceite de palma está por debajo de ese precio, el precio del biocombustible no se baje de ese mínimo sin techo, esto es, bajando nos frena el mínimo, subiendo, irán de la mano del precio de cotización de su materia prima”, explicó el mandatario.

Actualmente Colombia produce 1.1 millón de litros diarios de etanol a partir de la caña, siendo el segundo productor de América Latina, después de Brasil.

También produce 170 mil litros diarios de biodiesel a partir de la palma africana, y antes de que culmine el año se espera estar en capacidad de producir 800 mil litros diarios adicionales. Además, se están aprovechando más de 100 mil hectáreas de agricultura (38 mil en caña para etanol y 64 mil en palma para biodiesel) y se están retirando del mercado excedentario de azúcar más de 340 mil toneladas, con un enorme beneficio para los campesinos paneleros.

 

 

SP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?