| 8/28/2012 8:00:00 PM

Colombia atrae empresarios del sector mobiliario

Gusto, Diseño y Calidad, tres pilares fundamentales sobre los cuales el italiano Antonio Petroni y su esposa, la colombiana Isabel Marina Giovannetti, han construido Eurolink, una empresa que mantiene vive con la única finalidad de hacer realidad los sueños de los colombianos.

 Tres líneas de negocios (Ambient, Professional y Home Desing) claramente definidas han hecho de EUROLINK la verdadera opción no sólo para los hogares colombianos, sino también para restaurantes y hoteles que se caracterizan por su elegancia y el buen servicio.

Hoy, la exclusividad está al alcance de los colombianos que buscan una propuesta alternativa que, más que vender les indique el camino adecuado para hallar la diferencia con elegancia. Importaciones hechas a la medida de cada cliente, que con el paso de los años comprueba por qué, la garantía sobre cada producto es casi que innecesaria: están hechos para toda la vida y sin fallar.

Desde 1992, EUROLINK, ha enfrentado y se ha adaptado a cada cambio de la economía colombiana. Desde las crisis profundas hasta las más generosas bonanzas, los compradores han podido observar, admirar, y crear una propia identidad de gusto que ha hecho de cada mueble una pieza única en su clase y estilo.

La razón de este sello de calidad, impreso en la marca queda muy bien definida en las palabras de su propietario Antonio Petroni: “Todo está en el gusto y el diseño. Y definitivamente en Italia es algo que nosotros respiramos. Hay una evolución constante y somos muy exigentes en las cosas, porque estamos acostumbrados a ser exigentes. Y entonces si algo está fuera de lugar queremos que vuelva a su puesto”.


                                                    
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 517

PORTADA

Los cuatro desafíos más grandes para las 4G (además de Odebrecht)

El escándalo de Odebrecht es apenas uno de los problemas que enfrenta el ambicioso programa de infraestructura. Otros cuatro desafíos están en el camino. El futuro de las 4G.