| 1/28/2009 12:00:00 AM

Colciencias cofinanciará tres proyectos de energía liderados por EPM

Medellín.- El  Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología "Francisco José de Caldas", Colciencias, anunció que cofinanciará tres proyectos de investigación de energía liderados por EPM en asocio con varias universidades, que demandarán una inversión global de $3.779 millones, de los cuales $1.172 millones serán aportados por Colciencias.

Federico Restrepo Posada, Gerente General de EPM, informó que uno de los proyectos, el de “Valoración energética de los biosólidos de la planta San Fernando”, fue gestado en el Centro de Investigación e Innovación en Energía, CIIEN, creado por EPM el año pasado en alianza con la comunidad académica para el estudio, monitoreo y experimentación con tecnologías de aprovechamiento energético en Antioquia. En los tres proyectos que serán cofinanciados por Colciencias participarán, según su enfoque y su propósito, las universidades de Antioquia, Nacional, del Valle y UPB.

Reveló el directivo que al interior de sus negocios, EPM tiene en marcha otras 34 iniciativas de investigación e innovación con características similares, que también han permitido afianzar las relaciones universidad-empresa, monitorear el panorama normativo y tecnológico de los servicios públicos a nivel mundial, establecer nexos internacionales científicos y empresariales, crear conciencia ambiental y apoyar el desarrollo local y regional.

Aval y respaldo económico
Restrepo Posada recordó que, buscando fortalecer las competencias que le permitan seguir creciendo, trazarse nuevos retos y enfrentar los cambios impuestos por la tecnología y los mercados, EPM creó en 2004 el Sistema de

Investigación y Desarrollo, I&D, y a él se destina hasta el 0.6 % de los ingresos anuales de la organización.

Gracias a I&D, EPM lidera diferentes iniciativas y proyectos de investigación con inversiones entre $100 y $3.000 millones, desarrollados principalmente con grupos de investigación de distintas universidades colombianas, cuya calidad ha sido reconocida por Colciencias. Se destacan el programa corporativo de innovación y la creación de dos centros de investigación e innovación en temas afines a telecomunicaciones y energía.

Este último es precisamente el CIIEN, creado en agosto de 2007, con las universidades de Antioquia, Pontificia Bolivariana, Nacional de Colombia (sede Medellín) y el Instituto Tecnológico Metropolitano. A él le aportan sus capacidades empresariales, técnicas y científicas, en un marco de colaboración que sin duda convertirá a nuestra región, en un referente exitoso para la investigación, el impulso tecnológico y la innovación en el campo de la energía, aplicadas al desarrollo y a la competitividad.

Hoy, Colciencias avala algunos de esos proyectos, apoyándolos económicamente. Además de su sello de calidad, esta institución pone a disposición su sistema de evaluación para que expertos de talla internacional revisen la consistencia y los impactos de las propuestas. En resumen, Colciencias velará por los estándares de investigación, desarrollo e innovación de estos proyectos, desde su formulación hasta su finalización y difusión.

Cuáles son
El primero de ellos, “Valoración energética de los biosólidos de la planta San Fernando”, evaluará la viabilidad técnico-económica de la generación de energía eléctrica a partir del aprovechamiento de lodos provenientes de la planta de tratamiento de aguas residuales de San Fernando, en Itagüí, de propiedad de EPM.

Requerirá una inversión de $2.282’000.000 millones, $1.022 aportados por EPM, $585 millones por las universidades de Antioquia, Nacional y UPB, y $675 millones por Colciencias. Además de ratificar a EPM como una empresa con responsabilidad ambiental y social, se esperan resultados susceptibles de ser patentados y protegidos bajo secreto industrial.

El segundo proyecto, en alianza con la Universidad del Valle, se denomina “Evaluación de la aplicación del aceite dieléctrico de origen vegetal en transformadores de distribución”. Explorará diferentes características de desempeño y vida útil del transformador de distribución convencional cuando emplea aceite de origen vegetal como líquido dieléctrico y refrigerante.

Su costo ascenderá a $443’600.000, $195‘400.000 aportados por EPM, $119 millones por la Universidad del Valle, y $129’200.000 por Colciencias. Se espera que la utilización de transformadores eléctricos con aceite de origen vegetal, disminuya el impacto sobre el medio ambiente, por sus características de biodegradabilidad.

El último proyecto, “Modelación de desgaste erosivo de alta temperatura en revestimientos de barrera térmica para máquinas térmicas de carga variable”, aspira a desarrollar un modelo de desgaste erosivo a altas temperaturas de recubrimientos de barrera térmica (TBC). Dirigido por EPM y la Universidad Nacional, permitirá avanzar en el desarrollo de nuevos materiales y de industrias de alta tecnología en Colombia, capaces de abordar la fabricación y reparación de componentes de turbinas. La inversión alcanzará los $1.053 millones, de los cuales $554’446.000 serán aportados por EPM, $130’600.000 por la Universidad Nacional, y $368 millones por Colciencias.

Al resaltar los alcances de estos tres proyectos y su aporte al futuro tecnológico del país, el Gerente General de EPM, Federico Restrepo Posada, sostuvo que “la investigación ya no es un concepto abstracto que nos remite a batas blancas, tubos de ensayo y ecuaciones matemáticas complejas. La investigación es un motor que dinamiza económica, cultural y socialmente a toda una comunidad, y eso lo estamos demostrando con este caudal de iniciativas donde convergen positivamente el interés investigativo y científico de EPM y del estamento universitario, la inmensa creatividad de nuestro talento colombiano, y el respaldo y el rigor de instituciones tan representativas como Colciencias”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?