| 2/7/2011 1:30:00 PM

Coca Cola Venezuela y sindicato acercan posturas en tercera semana de huelga

Los obreros de la planta de Coca Cola en Valencia y la empresa han acercado posturas al cumplirse la tercera semana de huelga después de que la compañía mejorara su oferta, dijo hoy el secretario general del sindicato en huelga, Miguel de Pablos.

Caracas - "Ahora pedimos un alza de 35 bolívares (US$ 8,1) y la empresa subió su oferta a 27,5 (US$ 6,4), pero creemos que llegaremos a un acuerdo con una cifra intermedia, quizás de 33 bolívares (US$ 7,7)", declaró Pablos telefónicamente a Efe.

Hasta la semana pasada se mantuvo inamovible la demanda de los obreros de un alza salarial de 45 bolívares diarios (US$ 10,4), mientras la empresa ofrecía la tercera parte de esa cantidad: 16 bolívares (US$ 3,7), agregó el dirigente del sindicato que declaró la huelga el pasado 14 de enero.

Coca Cola argumenta que a los trabajadores se les incrementó el salario en un 27% en junio pasado, aumento sobre el que ahora piden 45 bolívares más con carácter retroactivo al 1 de julio, un 15% más desde diciembre pasado, 15% en julio próximo y otro 15% en diciembre, todo lo cual, dijo, acumula un 150% .

La huelga involucra a los 1.380 trabajadores de la planta productora de Valencia, aunque la empresa ha informado que conlleva "un riesgo de desabastecimiento de agua, jugos, gaseosas, té y otras bebidas a nivel nacional".

Está "en riesgo", según la empresa, "la estabilidad laboral" del total de 8.000 trabajadores de Coca Cola en Venezuela y de los más de 20.000 empleos indirectos que genera.

Coca Cola en Venezuela pertenece a FEMSA de México, que embotella, distribuye y vende los productos de la marca registrada The Coca Cola Company en México, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Venezuela, Colombia, Brasil y Argentina.

 
(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?