| 12/18/2009 10:00:00 AM

Cobre sube por declive dólar, crecen inventarios

El cobre subía el viernes, rebotando desde las pérdidas del día anterior debido a que el dólar retrocedía luego de tocar un máximo de varios meses frente al euro.

Londres  - El cobre para entrega a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME por sus siglas en inglés) operaba a US$6.908 la tonelada a las 1045 GMT desde el cierre de US$6.870 el jueves.

El dólar caía frente a una gran cesta de divisas, luego de haber tocado un máximo de tres meses y medio ante el euro el jueves.

"Es porque el dólar se ha vuelto a debilitar", dijo Stephen Briggs, estratega de materias primas de RBS.

"Los metales básicos sobrevivieron a esta extraordinaria movida del dólar extremadamente bien. Y ahora que el dólar ha dejado de subir, hay una oportunidad para que vuelvan a ascender", añadió.

Una divisa estadounidense débil abarata las materias primas valuadas en dólares para los tenedores de otras monedas.

El estaño estaba a US$15.900 desde US$15.775, tras tocar previamente un máximo de 14 meses de US$16.000, porque los analistas citaron preocupaciones sobre cortes de producción en Indonesia, el mayor exportador mundial del metal.

Limitando la perspectiva, los inventarios de cobre volvieron a subir, esta vez 1.775 toneladas, a un máximo de ocho meses de 476.350.

Sin embargo, algunos creen que los precios seguirán subiendo en el 2010.

El zinc operaba a US$2.440 desde US$2.391 y el plomo, usado para fabricar baterías, a US$2.355,50 desde US$2.359.

El níquel se transaba a US$17.230 desde US$17.100. Los inventarios de níquel subieron 768 toneladas, a 148.458 toneladas, su mayor nivel desde 1994 y apenas 3.000 toneladas debajo de su récord.


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?