| 12/15/2010 4:10:00 PM

Cobre es la materia prima favorita de BofA Merrill Lynch en 2011

El Bank of America-Merrill Lynch ve al cobre como la materia prima de mejor desempeño del 2011, con nuevos máximos históricos por alcanzar debido a que la demanda de grandes mercados emergentes pondría más presión a un proyectado déficit de suministro.

Londres.- El banco estimó además que los precios del oro podrían alcanzar un máximo de US$1.500 la onza el próximo año, mientras que pronosticó que el petróleo, actualmente en torno a los US$90 el barril, subiría temporalmente por sobre los US$100.

Sabine Schels, estratega global de materias primas de BofA-ML, dijo en una presentación el miércoles que los precios de los materiales básicos subirían el próximo año, conducidos por un robusto crecimiento en el mundo emergente y pese a una débil perspectiva para economías desarrolladas.

Economías emergentes como China o Brasil implementarán políticas monetarias más ajustadas para contener la inflación y facilitar el crecimiento, lo que podría actuar como viento en contra para el complejo de materias primas, señaló.

Aunque el creciente gasto de los gobiernos en mejoras de infraestructura y viviendas sociales, por ejemplo, debería apuntalar la demanda por cobre, entre otras materias primas, agregó.

"Por supuesto, la crisis de deuda europea y también los riesgos inflacionarios en China han temperado recientemente parte el nerviosismo en torno al segundo alivio monetario de la Fed, aunque aún creemos que el ajustado suministro de materias primas ocurrirá en el 2011", dijo la analista.

"Nuestra elección favorita en todo el espectro es el cobre. Creemos que el cobre continuará avanzando a máximos históricos y promediará US$11.250 la tonelada el próximo año", añadió.

Los precios referenciales del cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres han subido casi un 25% en lo que va de este año a récord por sobre los US$9.200 la tonelada.

El cobre, que es usado principalmente en artículos electrónicos, cables de energía y construcción, ha trepado a máximos históricos este año, impulsado por la demanda de China, el mayor consumidor mundial del meta, como también por la amplia inversión de fondos en materias primas.

Oro, gas, petróleo y OPEP

La caída de un 14% en el valor del dólar frente a una cesta de monedas en los cinco meses a noviembre de este año también actuó como un conductor clave en las ganancias del cobre.

Actualmente los temores de los inversores sobre la crisis de deuda soberana de la zona euro han resurgido con el rescate financiero de Irlanda, castigando al euro, mientras que el dólar cedía parte de sus ganancias.

Con las expectativas de que el dólar caiga y las presiones inflacionarias aumenten tanto en el mundo desarrollado como emergente, el BofA-ML espera que el precio del oro amplíe las ganancias de este año para alcanzar un máximo de US$1.500 la onza el próximo año, señaló Schels.

Para el petróleo, el banco está proyectando valores por sobre los 100 dólares el barril, con el referencial de crudo Brent promediando US$88 el barril el próximo año.

"Creemos que la OPEP en el 2011 no podrá seguir ignorando el ajuste en los fundamentos físicos", aseguró Schels.

El gas natural estadounidense es la posición favorecida por el banco.

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?