| 4/21/2009 12:00:00 AM

Clara Rojas, dispuesta a reconciliarse con Ingrid Betancourt

MADRID— La ex rehén colombiana Clara Rojas dijo el martes que están abiertos los canales para una eventual reconciliación con su compañera de cautiverio Ingrid Betancourt, y señaló que el paso del tiempo ayudará a limar asperezas.

Rojas presentó en la Casa de América de Madrid el libro "Cautiva", sobre sus años de secuestro, en un acto al que también asistió el embajador colombiano en España, Carlos Rodado Noriega.

"Estoy muy feliz, cada día disfruto más plenamente de estar libre", aseguró Rojas. "El libro ha sido un desafío. No fue fácil volver atrás".

Rojas, quien en febrero de 2002 fue secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en una región del sur colombiano junto con la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, fue liberada el 10 de enero de 2008 por las mismas FARC. Betancourt y 14 rehenes más fueron rescatados en una operación militar pocos meses después.

A pesar de que la relación entre ambas es distante, Rojas explicó que las dos están abogando por la reconciliación con la guerrilla después de un cautiverio tan penoso y que seguramente el tiempo ayudará a curar las heridas del desencuentro con Betancourt.

"Nos estaba doliendo demasiado. Cada una tiene su forma de responder a una situación crítica", afirmó sin querer entrar en más detalles. "Lo positivo es que (las dos) estamos libres. El canal para la reconciliación está abierto".

La ex rehén también habló de su hijo Emmanuel, quien recientemente cumplió cinco años. Rojas dijo que el pequeño se encuentra muy bien y recordó lo difícil que fue sobrellevar el embarazo en la selva, el alumbramiento y los tres años de separación forzosa hasta su reencuentro en enero de 2008.

"No sé como no perdí los estribos, ni me morí. Era una angustia desoladora", dijo sobre el periodo que pasó alejada de su hijo. Con fe, esperanza y disciplina, aseguró, pudo sobrellevar la espera y los seis años de secuestro.

Tal y como anunció en su momento, sigue sin hacer públicos los detalles sobre la identidad del padre de Emmanuel.

Transcurrido más de un año desde su liberación, Rojas precisó que lo primero que hace al levantarse es tener un recuerdo para la gente que sigue retenida en las selvas de Colombia.

En ese sentido, dijo que después de la experiencia personal que le ha supuesto escribir "Cautiva" necesita tiempo para seguir viajando en la promoción del libro y dedicar mucho tiempo a su hijo.

"Más adelante tendré fuerza para iniciar nuevos proyectos", manifestó sobre la posibilidad de retomar algún tipo de actividad política.

Rojas señaló, eso sí, que le encantaría ayudar en tareas humanitarias para la liberación de todos los rehenes y en lograr la paz definitiva para Colombia.

Sobre si el presidente Alvaro Uribe es o no la persona ideal para iniciar una negociación con las FARC, Rojas consideró que Colombia vive un compás de espera hasta que se tome una decisión sobre el proceso electoral.

"Siento una gran admiración por el presidente Uribe. Tiene mucho carácter y es muy trabajador", reconoció. "Si hay que abrir esa puerta para ver si el diálogo nos acerca a las FARC, necesitamos una persona que se meta de lleno en el tema de la paz".

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?