| 7/21/2009 12:00:00 AM

CIT Group advierte que podría verse obligada a declararse en quiebra

CIT Group Inc. advirtió el martes que podría verse obligada a declararse en bancarrota al amparo de los acreedores si no surgen suficientes tenedores de bonos que accedan a un canje de títulos de deuda.

NUEVA YORK — La empresa crediticia, cuyo principal negocio es prestar a la pequeña y mediana empresa, ofreció la lúgubre valoración en un informe presentado a los organismos reguladores al día siguiente que los principales tenedores de bonos acordaran girarle un crédito de US$3.000 millones.

CIT se vio obligada en las últimas semanas a encontrar nuevas fuentes de financiación ante la crisis de liquidez y el inminente vencimiento de ciertos pagos, precisamente cuando los clientes aumentaron el retiro de sus líneas de crédito.

La empresa dijo en el informe presentado ante la Comisión de Valores que el nuevo crédito quizá no sea suficiente para cubrir todos sus problemas de liquidez.

CIT agregó que sigue necesitando pagar unos US$7.000 millones en deudas que vencen a lo largo del próximo año, incluyendo US$1.000 millones en agosto. Inició negociaciones con la oferta de pagar esos US$1.000 millones con un descuento. 

El lunes por la noche, CIT anunció haber llegado a un acuerdo con los principales tenedores de bonos, incluyendo la firma Pimco, para obtener un crédito con vencimiento a dos años y medio.

Empero, el crédito de US$3.000 millones conlleva un elevado interés, un 10,5%.

CIT recibió en el tercer trimestre del año pasado US$2.300 millones del Programa de Ayuda de Bienes en Apuros (TARP por sus iniciales en inglés) que podría ser irrecuperables si la empresa se declara en bancarrota.

 

 

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?