| 7/12/2007 12:00:00 AM

Cierran plantas mexicanas por ataque a gasoducto

El reducido grupo izquierdista Ejército Popular Revolucionario, que se atribuyó el atentado, emitió una declaración difundida el martes por la noche en la que prometió continuar los ataques. El gobierno mexicano, mientras tanto, intenta aumentar la seguridad de las "instalaciones estratégicas" en todo el país.

México.- Las empresas Honda, Hershey's y otras compañías cerraron el miércoles sus factorías en el oeste de México tras atacar los insurgentes un gasoducto.

Algunos analistas de seguridad y expertos en energía descartaron la gravedad de los atentados, al destacar que fueron relativamente pequeños en su naturaleza, fueron más de tipo simbólico y tuvieron poco efecto en la economía.

Funcionarios del monopolio estatal del petróleo y gas natural Petróleos Mexicanos (Pemex) informaron que la explosión del martes y otras dos ocurridas la semana pasada afectaron diferentes secciones del mismo gasoducto que va desde la Ciudad de México hasta Guadalajara, la capital del occidental estado de Jalisco.

La empresa envió a 150 trabajadores a reparar los ductos dañados.

Por lo menos 12 empresas, entre ellas las multinacionales Honda, Kellogg's, Hershey's, Nissan y Grupo Modelo se vieron obligadas a suspender o reducir sus operaciones debido a la falta de gas natural, según el diario capitalino Excelsior. Agregaron que encaran millones de dólares de pérdidas.

Vitro SAB, una empresa mexicana que fabrica recipientes de vidrio, dijo que la clausura de dos de sus plantas le costará unos 800.000 dólares al día. Vitro indicó en una declaración que aumentó su producción en otras plantas de México para minimizar los perjuicios a sus clientes.

Nissan Mexicana informó a través de un comunicado que utilizaría gas LP para reanudar sus operaciones en su planta del estado central de Aguascalientes, y que da empleo a 6.000 trabajadores.

La empresa señaló que había llegado a un acuerdo con el sindicato para modificar los horarios de trabajo para poder cubrir la producción perdida.

La Confederación Nacional de Cámaras Industriales (CONCAMIN), que representa a la industria mexicana, informó la tarde del miércoles que "Sin duda las industrias y población de las regiones de Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Aguascalientes y estados circunvecinos se están viendo seriamente afectadas por el desabasto de gas debido a las explosiones de los ductos de PEMEX ocurridos en dichas entidades", aunque no dio cifras específicas sobre el monto de las pérdidas

La pérdida total para las empresas fue calculada en unos 70 millones de pesos (6,4 millones de dólares) diarios, indicó el diario capitalino Excelsior, de acuerdo con fuentes no identificadas.

Los funcionarios del monopolio estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) dijeron que los atentados del martes y otros dos de la semana pasada dañaron tramos diferentes del mismo gasoducto. La empresa despachó 150 obreros para efectuar las necesarias reparaciones.

El atentado afectó a empresas de Guadalajara, capital del estado occidental de Jalisco; de la ciudad industrial de León, en el estado central de Guanajuato; y los estados centrales de Querétaro y Aguascalientes.

Pemex dijo que el suministro de gas no será restaurado hasta el viernes como muy pronto, aunque trabaja para proporcionar medios alternos de abastecimiento.

El atentado del martes no causó heridos pero obligó a la evacuación de varias poblaciones en torno a la aldea de Coroneo, cerca de la capital de Querétaro, según Pemex. El 5 de julio, dos atentados en el mismo gasoducto en Guanajuato ocasionaron igualmente evacuaciones pero no heridos.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?