| 12/6/2010 12:50:00 PM

Cierran la cuenta bancaria abierta por el fundador de WikiLeaks en Suiza

La entidad financiera suiza PostFinance anunció hoy el cierre de la cuenta abierta por el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para recibir donaciones de los seguidores de su sitio web, especializado en la publicación de documentos oficiales secretos.

Ginebra.- El cierre de la cuenta ocurrió después de conocerse que el proveedor de servicios de pagos en línea, PayPal, a través del cual WikiLeaks recibía financiación, había optado asimismo por cerrar su cuenta.

Debido a la notoriedad de Assange, PostFinance (brazo financiero de Correos de Suiza) decidió verificar la dirección en Ginebra que éste había comunicado para poder abrir la cuenta.

"PostFinance ha decidido poner fin a su relación comercial con el fundador del sitio de internet WikiLeaks (...). Julian Assange había dado información falsa sobre su lugar de domicilio al abrir la cuenta", indicó la entidad en un comunicado.

Agregó que al no poder probar que está domiciliado en Suiza, Assange no reúne los requisitos para tener una cuenta bancaria en PostFinance.

WikiLeaks es un sitio web especializado en revelar documentos secretos de gobiernos, especialmente del estadounidense.

Primero hizo públicos miles de documentos sobre la guerra en Irak y Afganistán, y recientemente sacó a la luz 250.000 cables diplomáticos procedentes de embajadas de E.U alrededor del mundo, muchos de los cuales han puesto a Washington en situación muy incómoda ante diversos gobiernos.

Assange indicó en su sitio web que las donaciones recaudadas a través de la cuenta en Suiza servirían para financiar los costes de defensa de sus colaboradores y de él mismo, perseguido formalmente en Suecia por un caso de violación y que ahora se encuentra en paradero desconocido.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?