| 8/7/2010 8:50:00 AM

Cierra la única planta eléctrica de Gaza por falta de combustible

La única planta eléctrica de Gaza, que cubre un tercio del consumo de la franja, dejó de funcionar hoy, en medio de una ola de calor, por falta de combustible industrial, informaron fuentes de la central energética.

Gaza -La clausura, con motivo de la jornada sabática, del paso fronterizo por el que entra el fuel desde Israel ha agravado la carencia de combustible, que tiene su origen en una disputa administrativa desde hace meses entre los dos gobiernos palestinos paralelos: el de Hamás, en Gaza, y el de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), vertebrado por Al-Fatah, en Cisjordania.

Ambos ejecutivos se acusan mutuamente de la situación, que ha dejado a Gaza en los últimos meses entre seis y doce horas al día de luz.

La ANP asegura que la administración islamista no paga la electricidad y deja un agujero presupuestario que luego toca cerrar en Cisjordania.

Hamás defiende, por el contrario, que ha enviado las facturas al Gobierno de Ramala, al que acusa de haber incumplido un compromiso de hacerse cargo del pago del fuel industrial para la planta eléctrica, que la Unión Europea (UE) dejó de subvencionar el año pasado.

La central ya ha cerrado momentáneamente en varias ocasiones, tres en lo que va de año, por escasez de combustible.

Esta vez lo hace en medio de una ola de calor que ha llevado las temperaturas en la franja hasta los 35 grados centígrados, lo que ha aumentado el consumo de aire acondicionado y ventiladores y, por tanto, mermado las ya escasas existencias de energía.

La planta genera un 33 por ciento de la electricidad que consume Gaza, mientras que Israel vende en torno al 60 ciento restante y Egipto el nueve por ciento adicional. 

(EFE)


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?