| 4/19/2013 4:23:00 PM

Chipre estimulará economía para evitar pérdida de empleos

Chipre estimulará economía para evitar pérdida de empleos

El acuerdo al que llegaron la troika y Chipre para el rescate financiero de la isla, obliga a la reestructuración de las entidades bancarias insolventes y a una profunda quita de depósitos, lo que se prevé que provoque importantes pérdidas para las empresas del país.

Por ello, el presidente de Chipre, el conservador Nikos Anastasiadis, anunció un ambicioso programa de estímulo al empleo y la economía mediante la inyección de fondos públicos y la subvención a la contratación, con lo que se espera crear más de 10.000 puestos de trabajo.

"Tratar de endulzar la dolorosas medidas que nos han sido impuestas sería no tener conciencia de la seriedad de la situación", reconoció el jefe de Estado y de Gobierno, aunque aseguró que las medidas anunciadas "intentan facilitar la vida" a los chipriotas que tienen más dificultades.

Por ejemplo, el Estado ofrecerá 21 millones de euros para costear el 40 % del salario de nuevos contratados en el sector turístico, con lo que pretende crear 6.000 puestos de trabajo para personas actualmente desempleadas.

Igualmente se dará a las empresas subsidios equivalente al 65 % del salario para aquellas que contraten a desempleados mediante fórmulas de empleo flexible, como el teletrabajo, y se ofrecerán desgravaciones impositivas de hasta el 25 % por cada nuevo trabajador contratado durante el próximo año.

También se pondrá en marcha el plan de jóvenes emprendedores y se ofrecerá a titulados universitarios en paro la posibilidad de trabajar en prácticas en el sector público o privado con salarios de 500 euros que serán pagados por el Estado.

El anterior Ejecutivo, dirigido por el comunista Dimitris Jristofias, ya había establecido medidas similares de subvención a la contratación al inicio de la crisis, lo que no impidió que aumentase el paro.

Ahora, además, se ofrecerán tierras cultivables pertenecientes al Estado, la Iglesia y la Universidad de Chipre a jóvenes profesionales, que recibirán asesoramiento del Ministerio de Agricultura.

Para evitar que aumente la tasa de desempleo juvenil, se incrementará el número de los admitidos en las universidades ya que los estudiantes que no buscan trabajo no computan en ese cálculo.

En cuanto a los problemas que representará la pérdida de fondos bancarios para los endeudados con sus bancos, Anastasiadis explicó que a aquellos con problemas se les permitirá reestructura sus créditos de manera que puedan prolongar los plazos de devolución sin aumentar el monto debido.

En el caso de los que no puedan hacer frente al pago de sus hipotecas -bien sea sobre lugares de residencia o de trabajo- se les ofrecerá convertirse en arrendatarios de la propiedad mediante un alquiler social y con la posibilidad de que éste compute para una eventual recompra de la propiedad.

Además, el presidente aseguró que el Gobierno está "haciendo serio esfuerzos" para lograr reducir los intereses a los que prestan los bancos y que se prohibirá aumentar alquileres de las empresas en los próximos cinco años.

Anastasiadis también prometió que agilizará los trámites burocráticos para la realización de proyectos urbanísticos y explicó que se autorizará la creación de casinos, algo hasta ahora no permitido, lo que provocaba que muchos grecochipriotas cruzasen a la parte ocupada por Turquía, donde sí son legales, para apostar.

Un aspecto al que el presidente chipriota dio importancia capital fue a la energía, con un plan que, por un lado, potenciará el paso a energías renovables en las dependencias del Estado -además de subvencionar la instalación de paneles fotovoltaicos en hogares y empresas- y, por el otro, potenciará la industria del gas, dando prioridad a su exploración y construyendo una terminal de licuefacción.

Igualmente, se reducirá el precio de la electricidad para los grupos más vulnerables.

En cuanto a la Sanidad, el mandatario conservador dijo que se subvencionará con 6 millones de euros el acceso de los chipriotas a los centros privados "para descongestionar los hospitales públicos".

En cambio, la política de beneficios sociales para refugiados e inmigrantes será revisada y recortada.

"Resulta obvio que la crisis aumenta las obligaciones del Estado en materia de ayudas sociales, y por otro lado reduce el dinero disponible. Por eso habrá una serie de cambios en las ayudas sociales", justificó Anastasiadis.

En una reciente entrevista con Efe, el Premio Nobel de Economía chipriota, Christopher Pissarides, estimó que las medidas contempladas en el memorándum elevarán la actual tasa de paro -afecta a unas 46.000 personas, o el 14 % de la fuerza laboral- hasta niveles de Grecia y España (25 % general y 50 % juvenil). 

EFE/D.com
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.