| 9/11/2013 10:31:00 AM

China reafirma su estabilidad económica

El primer ministro chino, Li Keqiang, reafirmó que China entra en una fase de crecimiento "medio y alto" que le permitirá cumplir sus objetivos anuales, y que, para modernizar el sistema, es "esencial" acometer reformas aperturistas.

En su discurso de inauguración del Foro Económico Mundial de verano en la ciudad nororiental de Dalian, también conocido como el "Davos Asiático", Li destacó que China entra ahora "en una nueva fase del milagro económico (...) de mejor calidad y mayor eficiencia".

Li quiso transmitir a los más de 1.500 delegados de 90 países presentes su "confianza" en que China cumplirá su objetivo anual de crecimiento, estipulado en el 7,5 por ciento.

Consciente, dijo, de que es mucho menor que las cifras de dos dígitos de las tres últimas décadas, el primer ministro chino aseguró que las actuales perspectivas son "más naturales" -ante los coletazos que persisten de la crisis económica mundial- y "más estables", y que el Ejecutivo da prioridad a la "calidad sobre la rapidez".

El futuro del crecimiento chino, enfatizó, "debe ser impulsado a través de la protección y la conservación del medio ambiente, y conducido por la innovación y la ciencia".

Con la mayoría de sus ciudades bajo elevadísimos niveles de contaminación, el deterioro del medioambiente es uno de los asuntos que más quejas suscitan entre la población china.

Li reconoció que el "proceso de industrialización y urbanización está lejos de ser completado", pero vio en ello una ventaja y consideró que abre "una gran ventana al desarrollo regional".

Para "modernizar" el sistema, el primer ministro chino subrayó que es "esencial" aplicar reformas, lo cual no se logrará sin apertura.

"La reforma y la innovación proveen una fuerza infatigable de desarrollo al país", dijo Li, quien admitió que "la globalización, la multipolaridad y las nuevas tecnologías están ganando terreno".

Se espera que parte de esas reformas sean acordadas, y posteriormente anunciadas, en la gran reunión anual del Partido Comunista Chino (PCCh), que tendrá lugar el próximo noviembre.

De momento, Li destacó que, en los próximos cinco años, China espera importar 10 billones de dólares en bienes e invertir 500.000 millones de dólares en el exterior.

Precisamente, las cifras de comercio exterior han sido algunos de los indicadores, junto a las del Índice de Precios al Consumo (2,6 por ciento interanual en agosto) o las de la producción industrial, que han registrado mejores datos en los dos últimos meses que en periodos anteriores.

Así lo recordó el primer ministro chino, en el cargo desde el pasado marzo, para reiterar su seguridad en que la potencia asiática logrará llegar a su meta del 7,5 por ciento de crecimiento establecido para 2013.

No obstante, la segunda economía mundial creció un ajustado 7,5 por ciento durante el segundo trimestre del año, dos décimas menos que en los primeros tres meses de 2013.

Li quiso disipar las preocupaciones sobre un posible "frenazo brusco" del crecimiento chino, tal y como vaticinan algunos analistas, y destacó que el país se encuentra "en una etapa crucial de transformación y ascenso, moviéndose hacia delante de forma estable".

"Sus pilares están bien", añadió.

Con respecto a la deuda acumulada por los gobiernos locales, uno de los asuntos que más inquietan a los inversores, el primer ministro chino señaló que el Gobierno "ha tomado las medidas pertinentes para regularla".

"La situación es segura y manejable", aseveró.

El primer ministro solo mencionó de pasada que el crecimiento también debe sostenerse en "suficiente empleo y en el aumento de la renta per cápita".

Son dos temas clave para China, país que no publica oficialmente sus cifras de desempleo (si bien en un artículo publicado recientemente en el Financial Times Li situó la tasa en un 5 por ciento) y cuando algunos informes alertan de la creciente brecha entre ricos y pobres.

China creció a un 7,7 por ciento en 2012, ligeramente por encima del objetivo estipulado -del 7,5 por ciento, el mismo que este año- y después de rebajar la cifra una décima la pasada semana tras una revisión preliminar.

"Mirando hacia delante, veo un futuro brillante para el desarrollo de China", remarcó Li en el foro, que se celebra desde hoy y hasta el próximo día 13 bajo el lema "Respondiendo al Imperativo de la Innovación".

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?